viernes, 13 de abril de 2012

¿Cuál es el mejor andador para un bebé?

El que no se usa. Ésta es la respuesta clara, precisa y contundente de la Asociación Española de Pediatría y que cualquier persona formada en Atención Temprana debería compartir. Nunca me han gustado los andadores, quizá porque he pasado toda mi vida escuchando la dramática historia de mi pobre hermano que casi se mata con uno cuando era pequeño, o tal vez porque siempre se desaconsejan en los cursos de formación que recibo (estamos hablando de los andadores comerciales, del tacatá de toda la vida, no de los andadores ortopédicos que utilizan los niños con determinadas patologías, que no tienen nada que ver con la entrada de hoy y que sí que prescribimos cuando son necesarios, por supuesto). Por eso, no he dudado en reproducir en este post un intesante artículo que podéis leer, entre otros, aquí: http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/recien-nacidos-lactantes-0-2-anos/andadores, y que aclara por qué es un utensilio a descartar cuando nos planteemos qué comprar a un bebé que comienza a desplazarse para explorar su entorno:

Probablemente ésta sea una afirmación demasiado rotunda para ser emitida por un grupo profesional de pediatras, pero esa es la intención: conseguir impactar para que de una vez por todas este instrumento deje de utilizarse.
¿Por qué este empeño? Porque cuadriplican el riesgo de caída por una escalera, duplican el riesgo de fractura por caída por una escalera y además adelantan la edad de caída por una escalera de los doce a los ocho meses. También aumentan el riesgo de quemaduras y de intoxicaciones.
¿Tiene algún efecto beneficioso sobre el aprendizaje de la marcha? La respuesta es no, ninguno, más bien al contrario. El lactante para iniciar la marcha antes inicia el gateo, aprende a incorporarse con apoyo, se mira sus pies al iniciar sus primeros pasos, alcanza y manipula objetos a su alcance para experimentar, desarrollar sus cualidades táctiles, olfativas, visuales,… Un niño en un andador no puede hacer nada de esto: no ve sus pies, no alcanza los objetos del suelo,… el andador es un objeto que le priva de todas esas experiencias. Los niños que usan andador inician la marcha autónoma más tarde, pero este retraso se compensa o se iguala a los 15 meses.
En todos los países de nuestro entorno cultural, las sociedades profesionales desaconsejan el uso del andador, hasta tal punto que está prohibida su publicidad y comercialización en Canadá, y es un apartado que la Unión Europea incluye a la hora de evaluar la seguridad infantil en los países miembros, aunque ninguno ha dado el paso de prohibir este objeto de consumo.
Si el andador aumenta la probabilidad de los accidentes en lactantes, y además no favorecen su desarrollo psicomotor, no hay ningún argumento válido para seguir usándolos.
Una alternativa son los centros de actividades estáticos para lactantes, sin ruedas, de base amplia, donde los niños pueden entretenerse un período corto de tiempo.
Si a pesar de todo se decide utilizar un andador, recomendamos que éste sea suficientemente ancho para que no pueda atravesar las puertas, y que disponga de sistemas de bloqueo para evitar la caída por las escaleras.


35 comentarios:

  1. En este país nuestro, como vamos a la cola, recién nos estamos enterando. Cuando comentas lo desaconsejado que está te sueltan: si hombre, si se ha usado toda la vida sin ningún problema. Es como toooo. Cuesta cambiar
    Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tienes toda la razón.Somos muyyyy cabezotas. Pero cuando te digan eso, también les puedes decir que las drogas se han usado "toda la vida" y no por eso son buenas ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Cuando el leído el título he venido corriendo a leer, porque ya hace mucho tiempo que un doctor me dijo que son muy perjudiciales para los niños.
    Entrada interesante como siempre.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Me alegro de que te resulte interesante :)
      Un beso para ti también.

      Eliminar
  3. Yo leí sobre el tema y no dejé que nadie le regalase uno a Peque...Lo que dice La Gallina Pintadita es totalmente verídico...."si se ha hecho toda la vidaaaa". En fin, poco a poco! Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso le llamo yo una maternidad, consciente. Hiciste muy bien en informarte. Como bien dices, poquito a poco...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. mis peques no lo han utilizado, creo que no hizo falta porque la niña fué ponerse de pié y soltarse a andar como si lo hubiera hecho toda la vida y probablemente un andador lo hubiera usado únicamente para arrastrarlo de un lado a otro como hace con cualquier cosa que se lo permita...
    Y el niño prácticamente lo mismo, me parece un artilugio que solo me iba a ocupar sitio y creo recordar que he leído algo sobre lo que comentas en tu entrada... hay muchas cosas que se han hecho toda la vida y afortunadamente se van dejando de hacer.
    Otro cachivache es el parque... siempre me pareció un sitio donde tener "retenidos" a los niños sin dejarles explorar, pero cuando tienes mellizos es un gran aliado para momentittos puntuales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que cada vez va perdiendo más popularidad. Estoy de acuerdo contigo en lo del parquecito, pero entiendo que con dos es difícil estar 24/7 encima de ellos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Pues yo lo compré. No recuerdo bien el tema y pusé una entrada sobre ello a los principios de mi blog explicándome porque es cierto que ya sabía todo esto y lo comenté con su fisio y todo. Mi flaquito siempre ha sido muy llorón y en parte creo que ha sido por que sus hermanos han ido siempre por delante de él y le ha costado mucho desplazarse. Con el taca taca era feliz y se le pasaban todos los males. Así que cuando estaba especialmente quejicoso le poníamos en él. Lo han usado los tres pero él en especial. Cuando mi flaquito empezó a gatear y ya podía explorar por si mismo, lo guardamos. Y cuando ha estado haciendo tientos de cmainar lo hemos vuelto a sacar y lo usaba de andardor agarrándolo por fuera. Yo no me arrepiento de haberlo comprado porque lo han disfrutado mucho, y no hemos tenido ningún accidente con él, ni creo que les haya afectado negativamente en su desarrollo. Eso si para un sólo bebé no le veo la necesidad, porque si hubiera tenido sólo a mi flaquito le habría podido atender de otra forma y estar por él todo el tiempo. Y el taca taca era un recurso cuando nada más funcionaba para entretenerle y se reía montado en él dando zancadas como en ningún sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué rico tu flaquito, cada día me parece más lindo. Yo lo que suelo recomendar cuando empiezan a desplazarse dando pasitos pero todavía no de forma independiente, es que les compren centros de actividades o carritos de la compra de niños con ruedas (poniéndoles peso para que no se vuelquen) y de esta forma pueden empujarlos desplazándose pero sin todos los inconvenientes que conlleva el andador. Además, si el niño va a caminar, lo va a hacer tanto con tacatá como sin él, por eso digo que es una compra innecesaria y que además no favorece la marcha.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Igual no se me ha entendido, yo lo usé antes de que gateara incluso y cuando empezó a desplazarse gateando (que le costó mucho, a los 11 meses) ya se lo quité. A mi flaquito le frustraba mucho que sus hermanos se desplaran y él no podía, y el tacataca le daba un poco de seguridad en si mismo y un poco de autonomía. Cuando a empezado a dar pasitos lo saqué para que lo arrastrara pero no se metían nunca dentro, incluso le quité el asiento de tela (ya estaba por otro lado bastante roto). Sabía que era perjudicial para aprender a andar, porque les lía ya que el apoyo es diferente y se vuelven comodones, por eso lo utilicé así. Ya digo que si llega a ser uno sólo seguramente no me habría hecho falta porque no habría tenido esa envidia de ver a sus hermanos explorar. Un besito!

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo.
    Yo tenía muy claro que no lo iba a usar y no lo hice. Aunque me costó hacerme respetar en ese detalle por parte de familiares que pensaban que era otra "rareza" más de las mías en la crianza de mi hijo... No llegaron a comprenderlo, pero al menos no se presentaron con el taca-taca de regalo.
    Gracias por la información.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ufff...veo que lo del emponderamiento materno es más necesario que nunca, que manía tiene todo el mundo de cuestionarios :S
    Un besito y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Es muy bueno que hables de este tema.
    No conozco a nadie cercano que habiendo usado el "tacatá-plaff-buuuaaa",no le hayan contado su familia "el susto que nos diste cuanto con el andador..."
    Mi anecdota: descubrí que en el pasillo de casa de mis abuelos una de las baldosas del suelo estaba algo desnivelada. Verifiqué el desnivel unas tres veces aterrizando siempre de cabeza "te diste las tres veces en el mismo sitio..."
    Una de mis primeras decisiones importantes en la vida fue dejar de usarlo, sacrificando la maravillosa sensación de velocidad que debía de proporcionar y que no me había hecho desistir en el primer castañazo.
    La cuestión es que carecemos de mucha información. Con todo el amor del mundo compramos andadores y juguetes no adecuados por no cumplir normas de seguridad, o por no tener en cuenta la edad del niño.
    La creencia general es que si algo se vende y además es caro y bonito, no puede ser malo...
    El andador es una de las causas de mortalidad de niños en accidentes domésticos. En Canadá sencillamente lo han prohibido.
    Gracias por comentar cosas tan preventivas e interesantes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante informarse de estas cositas. Igual que dedicamos muchísimo tiempo a contrastar precios y cualidades de teléfonos, ordenadores o coches, deberíamos prestar mucha atención a todo aquéllo que tiene que ver con los más pequeños. Gracias por tu aportación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Yo decidí no privarles del placer de explorar y descubrir su entorno, de poner a prueba sus capacidades motoras, de esforzarse y poner a trabajar su ingenio para alcanzar los objetos, perseguir al gato, sortear obstáculos y todo por si solos sin ayuda de ningún artilugio, hasta que llegó el día que de manera espontanea se soltaron a andar solos, que logro, que felicidad. Además cada uno de mis dos hijos utilizó un método o estilo para gatear, el de mi hijo era de libro, y el de mi hija muy particular, pero igual de efectivo. Los accidentes eran pequeños, todo lo más un labio un poco partido o un coco por fallo de sus bracitos.

    Tratas los temas la mar de útiles e interesantes.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya hablamos ayer del Tummy Time y la verdad es que si se les deja el tiempo suficiente boca abajo y explorar como bien dices, casi todos acaban gateando estupendamente. Lo de los estilos de gateo daría para un post, jajaja.
      Me alegro de que te guste el blog.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Nosotros lo planteamos por si servía a la "pitu" para iniciar la marcha y todos nos dijisteis lo mismo: "mejor no", ya se buscará las mañas para desplazarse. Y efectivamente, se arrastró, gateó divinamente y a una velocidad increible, aprendió a desplazarse arrastrando las sillas y el carrito de la compra para desplazarse le resulta muy útil. Y los resultados son tan buenos como ya conoces...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los resultados son increíbles :) qué campeona!!!
      Un besito.

      Eliminar
  11. Mis hijos si lo han usado y no veo que les haya perjudicado en su desarrollo, gatearon de maravilla y andaron pronto, eso si, pienso que en todo hay que tener una moderación, hay quien lo usa para dejar a sus bebes todo el día y claro usado así seguro que es negativo, yo lo comente con su pediatra y me dijo que para un ratito estaba bien, que no pasaba nada y así lo use, eso si, si hubiese tenido un solo bebe quizás no lo hubiese necesitado. De todos modos concido con el comentario que te han hecho sobre la gran desinformación que tenemos, sobre todo cuando somos primerizas y no sabemos nada del mundo de los niños y los bebes, me habria venido bien conocer tu blog hace 4 años, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, para niños sin patología no es que les perjudique, pero tampoco les beneficia mucho. Desde luego para niños con patología están totalmente desaconsejados. Hace 4 años yo no sabía ni lo que era un blog y mi reloj biológico no estaba tan sensible, así que estoy segura de que yo también tengo mucho que aprender de vosotras.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Pues llevas toda la razón del mundo, son totalmente desaconsejables y eso no todos los padres lo saben. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  13. Confieso que en lo que daba el salto, de mi blog al tuyo cuando leí el título, venía pensando: yo de esta muchacha me fío... ahora que me diga que es bueno comprar un andador! jajaja.
    Porque yo ya hace 8 años lo tuve claro no lo iba a utilizar y por lo tanto no lo compramos.
    Sinceramente no le veía utilidad porque no entendía la ayuda al niño al no favorecer un apoyo plantar correcto e ir como en volandas... No sé, quizá si fuera un robot que hace el papel de mamá ayudándolo a andar, jajaja.
    Más bien creo que es una ayuda a los padres para poder dejar libres sus manos... y ya sabes, si hay algo que es beneficioso para padres e hijos lo pruebo, pero si sólo lo es para los padres, a otra cosa mariposa!

    Saludines! sigo poniéndome al día en tu blog! Muackis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! menos mal que hemos coincidido entonces :) Gracias por la confianza, pero todavía me queda muuuuucho por aprender y el día que no sienta así, ¡me jubilo!
      Siéntete con total libertad para caminar y opinar por mi casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Mi suegra estaba empeñada en ponerles a las niñas en un taca-taca, y yo le repito que no, que es malo, pero ella erre que erre, que así aprenderán a andar antes, qeu sus hijos los han usado toda la vida... le sacaré tu blog la próxima vez! Nosotros tenemos uno, pero uno de esos que es un carrito de empujar y así puede andar sujetándose a algo pero avanzando, que no tengo manos para las 3! Y Nere ha empezado a aprender a andar cn él, y se muere de la risa andando solita por el salón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidadín con las suegras que tienen un peligro, jejeje...Lo de empujar carritos es mucho mejor, debe de verse graciosísima tu peque.
      Un besito.

      Eliminar
    2. Ya te digo... cada vez que vienen me las encuentro comiendo continuamente... pero bueno, son los abuelos, qué le voy a hacer! Eso sí, por el tacataca no paso ni muerta!!! Ahora ya ni siquiera lo empuja como tal, es como un apoyo, y a veces se suelta... le queda un suspiro! Por cierto, el otro día comieros albóndigas (machacaditas, pero oye, de trocitos) y ayer le ví a Ane "masticando" una galleta... vamos avanzando muy bien!!!

      Eliminar
  15. Parece mentira que se sigan utilizando todavía esos aparatos. un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece mentira que se sigan haciendo tantas cosas, tan mal...Poco a poco...no pierdo la esperanza...
      Un besito :)

      Eliminar
  16. Mi hermana lo compró para mi sobrino y yo creo que fue un error... ahora con 23 meses anda pero siempre va corriendo (era a lo que estaba acostumbrado con el andador) y casi siempre va de puntillas... por lo que se cae más... ayyyyyy... Gracias por la información que veo que es buena y muy abundante (que cantidad de post tienes en poco tiempo)!!!! Felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenida Lady Cobijo!! yo le echaría un vistacillo a esas piernas por lo que comentas de que casi siempre va de puntillas.
      Mi madre dice que frene, que se me va a acabar la inspiración,jejeje.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  17. Pues mira ya me has quitado todas las posibles dudas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Yo estaba a punto de comprar un andador, tengo una bebe de 10 años y medio, se arrastra, intenta gatear pero no lo hace, pero pide quiere q la ponga de pie, llora si no la pongo de pie, da sus pasitos, y quiere estar mas tiempo caminando. Quisiera que me des marcas, nombres de lo q mencionaste q eran "centros de actividades o carritos de la compra de niños con ruedas " no se a q te refieres, por favor o enviame un correo a my_saku@hotmail.com porfavor porque necesito alternativas para poner a mi bebe y que me permita hacer las cosas de la casa. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que quieres decir 10 meses y medio, ¿no?... En ese caso mi consejo es que sigas fomentando el gateo todo lo que puedas, antes de favorecer ponerle de pie, pero si ella llega a esa posición por sí sola, tampoco pasa nada porque está en tiempo de hacerlo. En cuanto a marcas de carritos como tal no me refiero a ninguna, sino que en cualquier tienda de juguetes hay de este tipo. Si vas a una gran superficie sabrán a qué te refieres. Puedes ponerle peso para que no vuelquen.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...