miércoles, 30 de mayo de 2012

Tijeras (I)

Cuando escribí el post dedicado a motricidad fina no quise meterme en el tema del uso de las tijeras para no extenderme mucho y porque creo que merecía una entrada aparte. 
Cortar con tijeras es una habilidad que damos por sentado. Cuando vemos que un niño está teniendo dificultades usándolas, podemos tener la tentación de reprenderle o podemos insistir en que lo haga de una u otra manera. Pero lo cierto es que cortar con tijeras requiere el control de muchas habilidades incluyendo la destreza manipulativa, la coordinación bilateral y la coordinación ojo-mano. Como muchas otras destrezas, manejar las tijeras requiere entrenamiento y práctica para poder hacerlo correctamente.
Como prerrequisito y antes de que aprenda a usar las tijeras, el niño debe tener cierta eficiencia en alguna de estas habilidades:
  • Poder usar un tenedor o cuchara.
  • Abrir y cerrar su mano.
  • Usar sus manos en una manera de líder y asistente (por ejemplo: una mano aguantando la jarra mientras la otra le quita la tapa).
  • Aislar el dedo pulgar, el índice y el corazón.
  • Estabilizar sus hombros, su antebrazo y su muñeca.
Una vez que el niño tiene estos prerrequisitos, ya está listo para iniciarse en el uso de las tijeras. Las habilidades para manejarlas se desarrollan en ocho etapas:

Etapa uno: 

El niño aprende a aguantar las tijeras (18-19 meses). Inicialmente, muchos niños tratan de abrir y cerrar las tijeras con las dos manos.


Después, los niños tratarán de poner sus dedos en los huecos. Algunas veces, pondrán el dedo índice y el corazón en los huecos pero no el pulgar.


El agarre más eficiente es el dedo pulgar en el hueco de arriba y el dedo corazón en el hueco de abajo (o el dedo corazón y el dedo anular dependiendo del tamaño de los huecos). Poniendo el dedo índice debajo del hueco de abajo provee estabilidad y una guía direccional.


Si el niño no tiene la estabilización necesaria en sus hombros, sus antebrazos y su muñeca, o si las tijeras son muy grande para sus manos, tendrá que aguantar las tijeras cerca de los nudillos en vez de en las falanges distales. Aguantando las tijeras cerca de las falanges distales se tiene mejor control sobre las tijeras.


Etapa dos:

El niño aprende cómo abrir y cerrar las tijeras (20-24 meses). Una vez que el niño pueda aguantar bien las tijeras correctamente, está listo para practicar el abrir y cerrar. En esta etapa todavía no está listo para cortar papel. Otra cosa que los niños pueden usar para practicar la noción de abrir y cerrar es recogiendo cosas con pinzas, usando pistolitas de agua, pulverizadores, etc.

Etapa tres:

El niño aprende a cortar papel (24-30 meses). En esta etapa, los niños le hacen pequeños cortes al papel. El corte no es derecho y no avanzan hacia delante. Durante esta etapa, los niños generalmente abren y cierran la mano entera, lo que cauda un movimiento de corte exagerado.


Etapa cuatro:

El niño aprende a hacer cortes más largos (30-36 meses). Durante esta etapa, los niños empiezan a empujar las tijeras hacia delante para cortar papel. Para empezar, los niños habitualmente hacen un buen entrenamiento cortando pedazos de papel grueso (como una tarjeta de cartón). Esto permite que el niño corte el papel con un solo recorte. El papel grueso ofrece, además, una estabilización adicional, dejando que el niño se concentre en la manipulación de las tijeras en vez de la estabilización del papel. En lo que el niño progresa, se puede aumentar el tamaño del papel.

Etapa cinco:

El niño corta una línea derecha (36-40 meses). En esta etapa, los niños empiezan a controlar la dirección de las tijeras para mantenerlas cortando en una línea (imagen 1). La manipulación del papel es, en su mayor parte, para la estabilización de las tijeras. Las tijeras cortan mejor cuando se aguantan a 90 grados del papel (imagen 2).  Como los niños necesitan aguantar su mano con el dedo pulgar hacia arriba y su brazo en la media posición entre pronación (palmas hacia abajo) y supinación (palmas hacia arriba), esto requiere la estabilidad del antebrazo (imagen 3) y si no la tenemos, el niño suele tener dificultad aguantando sus tijeras a 90 grados del papel, lo que causa que se doble y rompa el papel (imagen 4).

Imagen 1

Imagen 2

Imagen 3

Imagen 4
Etapa seis:

El niño corta una línea torcida (40-48 meses). Ahora tiene mejor noción sobre lo que es abrir y cerrar las tijeras. Generalmente, ya puede abrir la tijera hasta la mitad, tendrá un corte mas suave, menos mellado y más controlado.


Etapa siete:

Supone el final de la anterior etapa (40-48 meses) y el niño ya es capaz de cortar formas simples (círculo, cuadrado...). Una vez que el niño tenga control sobre esta etapa, está listo para cortar varias texturas de papel y otros materiales. El papel más fácil de cortar es el grueso, después papel más fino (como los folios) y por último, materiales que no son papeles.


Etapa ocho:

El niño corta formas y figuras complejas (48-60 meses).



Como esto puede resultar ya demasiado largo, dejo para el próximo día las tijeras que mejor y peor resultado me han dado a mí en las sesiones de TO con los niños.


lunes, 28 de mayo de 2012

El amor siempre encontrará su forma

La casualidad quiso que el mismo día que encontré esta simpática imagen en Facebook, protagonizaras una de las tantas inolvidables anécdotas que vivimos a diario con vosotros. Llegaste hace casi tres años a nuestro Centro, eres uno de los veteranos y en junio, con toda la penita de nuestro corazón, llegará el momento de despedirnos. La palabra perseverancia se queda pequeña para definir el tesón con el que te has aplicado en todas y cada una de las terapias que has recibido a lo largo de este tiempo. Pero quién te iba a decir, mi pequeño duende, que a un mes de marcharte, ibas a tener que enfrentarte a tu reto más desconcertante. Esa princesa de cuatro años y bucles rubios que te tiene loco. Apareció un día de manera inesperada por la sala de Psicomotricidad que tanto te gusta y desde entonces ya no ha habido ojos para nadie más. Ni para tu amigo J. con el que tantas horas de juego has compartido, ni para C. con la que no has dejado de bromerar en ninguna sesión, ni para I. que te adora. Toda tu atención está centrada ahora en cómo hacer feliz a esa mariposita de mirada fugaz pero risa contagiosa que te ha robado el corazón. Parece un poco movidita afirmaste muy sereno observándola desde tu sillita del Ikea la primera vez que os encontrásteis y ella no paraba de correr por toda la sala mientras su logopeda la perseguía divertida. La invitamos a quedarse ese día a bailar con nosotros y desde entonces, no has dejado de preguntar cuándo volverá a hacernos una visita, o cuándo podremos nosotros ir verla a la otra sola donde bien sabes que recibe su terapia. E., su logopeda, te ha dicho con mucha dulzura que hay muchas cosas que L. aún no entiende y tú, desde esa eterna sabiduría que sólo un niño de cinco años puede tener, le has respondido que ése no es ningún problema, porque también hay muchas otras que tú todavía no comprendes. Cuando  llegué a casa y vi esa foto tan tierna, no pude evitar pensar en vosotros dos y sonreír conmovida. Ojalá fuera todo tan fácil, mi niño, ojalá...

viernes, 25 de mayo de 2012

Catálogo de besos (¡¡sorteo!!)

Hace unas semanas Cintia, del blog Trestrillistigres, organizó un interesante concurso que consistía en proponer diferentes dinámicas para trabajar el tema de los valores con los niños. El día que entré en su blog para felicitar a la ganadora, me encontré con la gran sorpresa de que la propuesta que había hecho de "el restaurante del mundo" (y que podéis leer junto a todas las demás aquí), era la que más votaciones había recibido. Me gustó tanto participar en la idea de Cintia (y recibir su regalito que era una preciosidad, jejeje) y me parecieron tan constructivas todas las propuestas que se recogieron, que me he decidio a hacer yo también un concurso para agradeceros a todos que estéis al otro lado. Como no puedo daros en persona un beso a todos y cada uno de vosotros, he decidido sortear este libro tan especial de Raquel Díez y que creo que está a la altura que merece la sensibilidad y la calidad humana de todos mis seguidores. 



¿Qué hay que hacer para participar?.  Para entrar en el sorteo, sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada contando qué juego (o juguete) era el favorito de vuestra infancia y los motivos. Comentaros también que debéis tener en cuenta que el envío se realizará dentro de la Península y Baleares, por lo tanto, si alguno vivís fuera de España, tenéis que confiar en algún amigo o familiar de aquí para mandárselo en caso de que resultéis premiados. Si decidís comentar como "anónimo" poneros algún pseudónimo para el día del sorteo por favor, que queda un poco raro ha ganado el número tal que corresponde a "anónimo", ¿verdad?. 
Os asignaré un número por riguroso orden de comentarios hasta cerrar el sorteo el próximo viernes a medianoche (de acuerdo al reloj de la tele, porque como me tenga que guiar por el horario del Pacífico del blog...¿alguien sabe cómo se cambia? porque en la configuración no lo consigo...) y el día  4 de junio (lunes), una manita inocente de alguno de mis niños, sacará el papelito ganador que publicaré ese mismo día por la noche. No os quejaréis que es muy fácil participar, ¿no?...Espero que os haga ilusión. Feliz fin de semana a todos.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Espíritu crítico

La reflexión comienza en mi cabeza al recibir una guía de Atención Temprana para padres vía mail y que podéis consultar en este enlace. Es un documento parecido a algunos que ya he recogido en la columna de la derecha (páginas interesantes) y que contiene orientaciones sobre desarrollo, necesidades psicosociales y signos de alarma para los niños de 0 a 3 años. Además, contiene un apartado con respuestas a algunos interrogantes que pueden plantearse los papás en un momento dado. Y es en esta parte donde empiezo a removerme incómoda en la silla desde el primer trimestre. La primera cuestión que plantean es: "¿cuándo se debe tomar al niño en brazos?" (buenoooo, mal empezamos...). Respuesta: "siempre que haya que atender alguna necesidad del niño y cuando ustedes quieran disfrutarlo" (no aclara si cuando el niño quiera disfrutar de sus padres se le puede coger o no). "No es el momento de plantearse si se está malcriando al niño o no, sino de establecer momentos de relación y de comunicación" (¿de lo cual se deduce que ahora no, pero más adelante llegará el momento de plantearnos que coger a un niño en brazos es malcriarlo y los momentos de relación y comunicación quedarán relegados a un segundo plano...? pregunto ehhh...). Siguiente pregunta: "¿Qué hacer ante el llanto?". Respuesta: "cuando su hijo llore incesantemente y no se calme, consulte a su pediatra" (¿por qué no subrayar si no se calma cogiéndolo en brazos, meciéndolo, acunándolo, hablándole?...¿por qué da tanto pudor recomendar el contacto físico de los padres con sus hijos?). Otra: "¿Se debe estimular al bebé de un modo especial?". Respuesta: "Déjelo tranquilo: su cuidado es la estimulación que necesita en este momento" (hombre, ya que es una guía, pues yo matizaría un poco, ¿no? que su cuidado es obvio que lo va a necesitar siempre. Se le pueden dar masajitos, se le puede portear, se le puede colocar en el regazo y hablarle en voz suavecita o hacer seguimientos visuales, supongo que se refiere a no bombardearle de estímulos, pero se le pueden aportar experiencias placenteras a través de muchos sentidos sin sobrecargarle).
Segunda etapa (3-6 meses). Aquí en lo que quizá más discrepo es que haya que consultar al médico si el niño tiene problemas de sueño. Primero me gustaría saber qué entienden los de que han elaborado la guía por "problemas de sueño" en este trimestre, y segundo, porqué consideran que hay que consultar al pediatra sobre temas de crianza como señala más adelante (porque si además de tener que afrontar grandes retos, mis niños tienen que someterse a métodos conductistas para dormir, van jodidos apañados los pobres).
En el período 6-9 meses, no comparto que la incorporación de la madre al trabajo ayude psicológicamente al niño en el proceso de separación. De hecho, es precisamente en esta fase cuando aparece más la angustia de sepación de sus figuras de referencia (y de hecho, si no aparece, puede ser preocupante). Otra cosa es que las políticas de conciliación de nuestro país sean una mierda un despropósito, aunque ése ya es otro debate.
Pero ha sido el período de 18-24 meses el que más me ha chirriado con afirmaciones categóricas del tipo "las rabietas son modos de obrar de su hijo para conseguir lo que quiere". Nuevamente creo que se le atribuye a los niños de estas edades un refinamiento cognitivo y una capacidad de manipulación que no tienen. De hecho, cada vez tengo más comprobado que la mayoría de las rabietas de los niños, más que producirse porque quieran salirse con la suya, se deben a que los adultos queremos  salirnos con la nuestra. Tampoco estoy de acuerdo con lo que comenta después sobre que es mejor que acudan a Escuelas Infantiles "porque el domicilio familiar puede resultar insuficiente para su necesidad de aprendizaje constante". Desde mi punto de vista, esto dependerá muchísimo del hogar en el que esté creciendo el niño y de la familia. Y también hay alternativas a las Escuelas Infantiles como las madres de día, que son educadoras profesionales que atienden en su hogar, especialmente acondicionado, a niños menores de tres años y en grupos muy reducidos para darles un trato cuidado y personalizado. Además, los niños de esas edades tampoco tienen tantísima necesidad de socializar con sus iguales desde el punto de vista evolutivo. 
Con todo esto no estoy diciendo que estas guías no sirvan para nada, de hecho contienen a menudo actividades muy interesantes e importante documentación sobre signos de alarma. Pero sí considero  que los profesionales debemos ser críticos con la información (y la formación) que recibimos y que posteriormente vamos a transmitir a las familias. Además también tenemos que saber diferenciar entre información valiosa y objetiva del tipo "el niño a los tres meses tiene que controlar la cabeza" de otras sesgadas o sin ningún tipo de validez científica como la que nos dio un neurólogo en un curso de "si los niños con parálisis cerebral tienen problemas de sueño, os recomiendo al doctor Estivill" (todavía me acuerdo de la cara que puso cuando levanté mi manita temblorosa para preguntarle si conocía a Carlos González y Rosa Jové. Creo que si la Virgen se le hubiera aparecido en moto, se habría extrañado menos). Por eso, siempre que recomiendo alguna de estos documentos, les comento a los papás lo que es importante y lo que es una decisión personal de cada uno en la que yo, como profesional, ni debo, ni quiero meterme. Y en cuanto a los cursos, reconozco que cada vez tengo un filtro más exigente con los ponentes. En el último, el profesor, durante un descanso, tuvo la desfachatez de decir que el problema de la juventud actual radicaba en que no habíamos recibido suficientes ostias cuando éramos pequeños y que no pasaba nada por dar un buen tortazo terapéutico a tiempo. No entré al trapo, porque todos sabemos la energía vital que te puede suponer discutir con alguien que se cree la mamá de Tarzán. Pero sí que le miré fríamente mientras le decía que yo, no sólo no compartía esa hipótesis, sino que además, tenía la inmensa "suerte" de no haber sufrido ninguna de esas ostias en mi vida. También le pregunté si él las había recibido alguna vez. Me contestó que sí. Unas cuantas, por cierto. Puede que eso lo explique todo. Incluso, porqué habrá cosas con las que sé que nunca comulgaré por muy normales que sean...





martes, 22 de mayo de 2012

Imagina

Desconozco el autor de estos textos que tienen ya su tiempo pero que no me canso de difundir. Aunque os aseguro que los podrían haber escrito cualquiera de los niños o adultos con los que he tratado a lo largo de estos años...

IMAGINA:

- Imagina que vives en un ambiente en el que nadie te habla directamente, pero hablan de ti en tu presencia.
- Imagina que los niños se burlan de ti en la calle y los adultos te miran fijamente y murmuran a tus espaldas.
- Imagina que las personas te cogen del brazo, te sacan a la calle, te meten en un coche y nunca te dicen dónde vas a ir o qué vas a hacer cuando estés allí. 
- Imagina que vives y vas a la escuela en lugares controlados por gente que nunca te dejan ir solo a ningún sitio.
- Imagina que las personas siempre interrumpen tus intentos de hacer algo y lo hacen por ti.
- Imagina situaciones en las que tú intentas decir que estás enfermo y nadie te entiende.
- Imagínate en tu casa, abres el frigorífico y miras dentro y alguien corre hacia ti asegurándose de que no coges comida.
- Imagínate que vives en un sitio donde las personas constantemente se quejan de ti o hacen chistes sobre ti en tu presencia y tú no los entiendes.
- Imagínate escuchando a las personas constantemente hablar sobre lo que no puedes hacer.
- Imagínate a los profesionales describiendo tus limitaciones delante de ti, como si tú no pudieras entender.
- Imagínate que eres un adulto aprendiendo a hacer un trabajo productivo y tus instructores te tratan como un niño.
- Imagina que no eres capaz de decir que preferías ver un programa de TV diferente al que los demás están viendo.
- Imagina que estás en una situación en la que todo el mundo te da órdenes pero nunca hablan contigo.
- Imagina que las personas sólo tienen expectativas sobre tus conductas inapropiadas.
- Imagínate que nunca has podido tomar la más mínima decisión personal, aunque seas un adulto.
- Imagina situaciones en las que nadie te pregunta que preferirías hacer, incluso comer.
- Imagina que intentas decir algo y a los demás les parece muy graciosa tu forma de expresarte, por lo que no te toman en serio...

¡¡Bienvenido al mundo de las personas con diversidad funcional!!


DECÁLOGO PARA RELACIONARSE CON NIÑOS Y ADULTOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL:
  1. No te burles, respétame sin temor ni rechazo.
  2. Sé paciente con mis reacciones lentas y esfuérzate por descubrir mis necesidades.
  3. Sé sencillo en tu relación conmigo, sé consciente de que comprendo más de lo que se supone.
  4. Repíteme tranquilamente las instrucciones hasta que las comprenda.
  5. Estimula y gratifica mis logros reconociéndolos.
  6. Convéncete de que valgo por lo que soy, no por lo que parezco.
  7. Intégrame con solidaridad pero sin paternalismo.
  8. No apoyes ni alientes mi conducta cuando sea equivocada.
  9. No me ayudes en lo que pueda hacer yo solo.
  10. Acéptame, dame cariño y recibe el mío.

lunes, 21 de mayo de 2012

De huevitos, labiales, caballos, y blogs originales

Hoy toca dar las gracias a varias compañeras blogueras que han tenido la amabilidad de acordarse de mí para otorgarme diferentes y divertidos premios.
El primero de ellos viene de parte de Mis trucos para educar y la Gallina Pintadita:


Para recogerlo, además de mencionar quién te lo ha dado, hay que elegir una frase que te defina y pasárselo a 10 blogs. ¿Vale hakuna matata como frase? jejeje...

Y en cuanto a los 10 blogs:


En segundo lugar, agradecerle a mi querida Trax, de Estrellas en los ojos este premio tan estiloso:


Viene con siete preguntitas que voy a resolver rápidamente porque yo no me suelo maquillar mucho, la verdad (diez años de sufrido acné han dejado su huella traumática y ahora no me echo nada en la cara que no sea para lavarla con un gel de farmacia, hidratarla y poco más).

-¿Alguna vez le has cogido el pintalabios a tu madre?
Pues me imagino que cuando era pequeña para disfrazarme y cosas así, pero no lo recuerdo muy bien.
-¿A qué edad te compraste tu primer pintalabios?
Ni idea, pero en la adolescencia seguro.
-¿Labial rojo o rosa?
Rosa
-¿El pintalabios más caro que has comprado?
Uno de Clinique
-¿Y el más barato?
Suelo comprar todos de la marca de antes.
-¿Lo más raro que has hecho con tu pintalabios?
Dar besitos para dejar las marcas en las cartas que mandaba hace muchos años, cuando lo de Internet no estaba tan generalizado.
-Si tuvieras que recomendar un pintalabios a alguien ¿cuál recomendarías  y por qué?
Soy más de bálsamo labial y los que más me gustan son los de Kiehl´s.
Y ahora lo tengo que pasar a siete blogs:


Vamos ahora con un risueño caballito que me llega de parte de Lady Cobijo, que me tiene enganchada a su historia personal y a la que aprovecho para felicitar nuevamente por su futura y tan deseada maternidad. Muchas gracias, guapa.


Aquí están sus preguntas con las correspondientes respuestas:
-¿Duermes con calcetines cuando hace frío?
Puedo llegar a dormir hasta con doble calcetín porque soy muy friolera. Aunque también es divertido ponérselos helados a Medio Limón, jijiji.
-¿Una película con la que te avergüence admitir que has llorado?
Soy una llorona. No me avergüenza reconocer que he llorado con muchísimas, sobre todo con las tipo Diario de Noa, Posdata: te amo, El jardinero fiel...ésas de mucho amor : )
-¿Cuál es tu estación favorita?
Entre el final de la primavera que ya se me va pasando la alergia y el principio del verano que hace bueno pero no tantísimo calor como en agosto, por ejemplo.
-Amar es...
Respeto, confianza y un colchón.
-Odiar es...
Destrucción.

Y éste se lo paso a un blog que acabo de descubrir, que no tiene nada que ver con los que suelo seguir, pero que me parece muy original: Meditaciones de una gallina.

Ahora viene un precioso premio que acaba de ver la luz y que es una creación de La Gallina Pintadita. Me gusta especialmente porque viene sin exigencias, ni preguntas para responder, ni limitación de blogs para repartir.


Esta cestita tan linda es para:
-Batallitas de mamá, para que sobrelleve mejor su incorporación al trabajo, que no está siendo nada fácil.
-Mis OvoMellizos, porque tenía muchas ganas de darle un premio, ¡pero siempre se me adelantan!. 
-Instantes, porque su autor, Jesús, es el maestro de maestros.
-Estrellas en los ojos, porque Trax necesita toda nuestra energía positiva para que hoy sea el primero de muchos días maravillosos.
-El camino para ser mamá, porque es un blog lleno de elegancia y amor por todos lados.
-Mateo y la luna, porque su blog es poesía en estado puro.
-B aprende en casa, para darle las gracias por compartir su increíble creatividad con todos.

Por último, agradecerle a Mo, de Blogueando con mi peque, que me haya otorgado el premio Dardos y a Batallitas de mamá el Liebster blog. Me ha hecho tanta ilusión como la primera vez que los recibí. ¡Muchísimas gracias a todos! y enhorabuena a los premiados.













viernes, 18 de mayo de 2012

Entrevistando a un Cantajuegos

Ya nos contó nuestra amiga Laura Nogueras en su magnífico blog “mi mamá me canta”, la importancia que tienen las canciones para favorecer la adquisición de diferentes aprendizajes (podéis leer la completa y espléndida entrada que hizo sobre ello aquí).
Probablemente, todos los que tenéis hijos pequeños y los que tenemos la suerte de trabajar con niños, debemos al Cantajuegos que nos haya sacado de más de un apuro con alguna de sus populares canciones. Mi compañera E., que además de una estupenda psicóloga es la mar de simpática, ha querido aportar su granito de arena a este blog poniéndome en contacto con Pedro Ordoñez, integrante del grupo Encanto (Cantajuegos) desde el año 2010 y que ha tenido la amabilidad de responderme a algunas preguntas para el post de hoy. ¡Espero que os guste la entrevista!:

1. Cuéntanos un poco cómo se gestó el proyecto de Cantajuegos.
Nació en el año 2004, cuando el director Pedro Zaidman con el objetivo de potenciar en los niños la estimulación y la psicomotricidad quiso crear una herramienta musical de ayuda a los ámbitos educativos en las guarderías y decidió lanzar el primer DVD/CD, sin pensar nunca en la repercusión que podría tener. Más tarde y con el boca a boca, pudo llegar de lleno a la familia, para finalmente conseguir este éxito.

2. ¿Cómo y por qué llegaste tú a la formación?.
Pues en mi caso fue sinceramente por casualidad, vi que hacían pruebas para entrar en el grupo, y me decidí a hacerlas, además coincidía que justo ese día tenía programado un viaje, decidí cambiarlo y hacer el casting, y mira hubo suerte porque ya llevo más de dos años!! Jejeje.

3. ¿Qué cualidades debe tener, según tu punto de vista, un artista que quiera formar parte de vuestro grupo?.
Yo pienso que al margen de tener una preparación artística dentro de cualquier disciplina (canto, baile, interpretación), o en la pedagogía, hay que tener una gran vocación de hacer felices a los más pequeños y sacar el niño que llevamos dentro

4. ¿Conocías algunas canciones de Cantajuegos antes de unirte a él o has tenido que hacer un cursillo rápido?.
Jajaja, pues un poco las dos cosas. Conocía alguna pero cuando entré me tuve que aprender todo un espectáculo entero en menos de una semana por que hubo que suplir a una persona que estaba de baja.


5. ¿Cuál es tu canción favorita?.
Hay muchas, “Señor Don Gato” “El Tallarín” “Muñeca vestida de azul” “Ratón Pérez” y de las ultimas “Verano, verano” “Digo ciao” “Soy así”, etc.

6. ¿Cuál crees que es el secreto de vuestro éxito?.
Eso siempre que me lo preguntan me resulta muy difícil de contestar... Yo pienso que es que todo el proceso, desde la elección de los temas hasta el final cuando se canta en los conciertos, se hace con un profundo respeto y amor por los más pequeños, por todos y cada uno de los integrantes del grupo.

7. ¿Cómo preparáis las coreografías?.
De eso se encargan mis compañeras que están especializadas en la psicomotricidad y en las coreografías. Yo sé que ellas ponen sus ideas en común, y primero las prueban con los peques para ver si les quedan claros los conceptos que quieren trasmitir, y finalmente deciden.


8. ¿Qué sientes cuando actúas y ves esa carita de fascinación en los niños?.
Pues es súper gratificante como dices tú, ver esas caritas, esos abrazos que te dan a la salida del concierto, te hacen sentir que somos unos afortunados.


9. ¿Qué canción es la que más os piden los niños? ¿Por qué crees que les gusta tanto?.
La taza o la mané, son clásicos ya jejeje. Yo creo que es porque se lo pasan fenomenal bailando, ya que se saben perfectamente las letras y las coreografías.


10. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿y lo que menos?.
Trabajar para niños es siempre muy difícil, para mi es el publico más exigente que hay. Ellos no disimulan, si lo pasan bien se nota, y si se aburren los ves como desconectan, por lo tanto lo que me gusta es que te hace estar continuamente alerta para ver sus reacciones, y siempre hay que estar con mucha energía que si no lo notan.
Y lo que menos, tantos kilómetros y kilómetros de carretera jejeje.

11. ¿Cuándo empieza vuestra próxima gira? ¿qué ciudades españolas tenéis previsto visitar?.
Bueno, ahora aún estamos en Madrid en el Teatro Calderón con el espectáculo “Encanto en el Cole” hasta el 27 de mayo. La gira la empezamos el día 16 de junio en Alcorcón, y vamos a ir a muchos sitios como Jaén, Pontevedra, Avilés, Manzanares, etc. Podéis estar al día de todas en nuestra página web: http://www.cantajuego.com/

12. ¿Para cuándo el próximo disco?.
Pues dentro de muy poquito, estamos ahora justo con la grabación del Volumen 8, con canciones nuevas, que saldrá a la venta más o menos para julio o agosto.

13. ¿Puedes contarnos alguna anécdota curiosa que hayas vivido tú o algunos de tus compañeros con los niños en uno de vuestros conciertos?.
La verdad que hay muchas, pero una que me viene ahora a la cabeza, es, que justo un día antes de un concierto, estaba comiendo un melocotón, con la mala fortuna que me mordí la lengua, sangraba pero empezábamos ya!! Y tuve que salir a actuar así. Cómo sería que los chicos de la Cruz Roja se dieron cuenta desde abajo y subieron a atenderme entre cajas. Entonces tenía que estar entrando y saliendo de escena con la lengua fuera para que ellos me atendieran con una gasa, y luego volviendo a salir a escena como si tal cosa a cantar con los niños y disimulando para que no se dieran cuenta... Jajaja. Bueno ahora me río, pero en ese momento no fue tan divertido… Jejeje.

14. Si no estuvieras en Cantajuego, ¿en qué otra cosa te gustaría trabajar?.
Bueno, la verdad es que ahora no me planteo nada que no sea estar en Cantajuego... Supongo que seguiría trabajando en teatro para niños.



Pedro, muchísimas gracias por tu generosidad y por haber mostrado tanto interés desde el principio a pesar del poquito tiempo que tienes en estos momentos, y a ti E. decirte que me ha encantado conocerte y poder trabajar contigo durante estos meses. Vamos a echarte muchísimo de menos y siempre estarás en nuestros corazones.


jueves, 17 de mayo de 2012

Psicomotricidad

Una conversación muy habitual que puede darse en la sala de "Fisio Respi" (pegadita a la de Psicomotricidad) es ésta:
Mamá: ¿Y esa música de dónde viene? ¿del vecino?
Fisio: estooo...no...esa música viene de la sala de al lado, es que están en Psicomotricidad.
Mamá: ¿¿en Psicomotricidad?? ¡¡menuda marcha!!

Así es, otra cosa no, pero marcha, mis sesiones de Psicomotricidad reconozco que tienen un rato, a veces incluso creo que demasiada porque cualquiera que pase por allí puede pensar que estamos en clase de Zumba. Pero si algo tengo muy claro, es que los niños tienen que venir motivados, felices y sobre todo, con ganas de moverse. Por eso solemos empezar siempre con mucho ritmo.
Existen numerosas definiciones de Psicomotricidad, pero básicamente es una técnica que pretende desarrollar las potencialidades del niño en su globalidad, trabajando tanto aspectos motores y cognitivos como afectivos-relacionales (tomando conciencia de sí mismo, del mundo que le rodea y de los demás). A la mayoría de los que tenéis niños pequeños o relación con ellos, os sonará porque es como se conoce a la gimnasia suavecita que se hace en las escuelas infantiles o en los primeros ciclos de educación infantil de los colegios. De hecho, en páginas como ésta: 
http://www.infantil.profes.net/propuestas2.aspmateria=441&nombre=Psicomotricidad%20y%20m%FAsica podéis encontrar diferentes dinámicas para trabajar con los niños en colegios.  Sin embargo, por el perfil de niños que se tratan en Atención Temprana, la Psicomotricidad suele estar (o debería estar) al cuidado de un profesional que tenga una formación de postgrado relacionada con esta técnica y a la que se accede tras realizar alguna carrera del ámbito sociosanitario (Psicología, Fisioterapia, Logopedia, Terapia Ocupacional, etc).
Los principios generales en los que se basa son:
  • El desarrollo de las capacidades mentales mas complejas se logran a partir de una correcta construcción y asimilación del esquema corporal.
  • El cuerpo es el elemento básico de contacto con la realidad exterior.
  • El movimiento del cuerpo es inseparable del aspecto relacional del comportamiento.
  • Es en el aspecto relacional y de la comunicación, donde se encuentra inserto el lenguaje, que constituye el gran instrumento del desarrollo psíquico.
El terapeuta con su intervención, pretende que el niño organice una imagen adecuada de sí mismo proponiendo (nunca exigiendo) actividades para llegar a conseguir objetivos a su propio ritmo, intentando evitar el aislamiento, fomentando la conexión con el mundo que le rodea y ayudándole a compartir activamente espacios, tareas, movimientos o experiencias con otros iguales para facilitar el reconocimiento y desarrollo de sus múltiples habilidades.
Aunque las sesiones individuales de Psicomotricidad tienen ciertas ventajas (exigen menos espacio, el terapeuta tiene mayor disponibilidad hacia el niño, se pueden trabajar ciertos aspectos con mayor profundidad, etc.), lo ideal es que éstas se realicen de forma grupal porque resultan más estimulantes para los niños ya que de esta manera se favorece la comunicación, la interacción social y los pequeños se sienten menos observados, lo que hace que se inhiban menos. 
En cuanto a los aspectos más prácticos, conviene que las sesiones tengan siempre una duración de 45-60 minutos y que el lugar donde se realice la Psicomotricidad sea siempre el mismo, espacioso, con buena climatización, cierta sobriedad para evitar la sobreestimulación, suelo que permita caminar descalzo y paredes de color claro. Respecto al material hay muchísimas casas comerciales que ofrecen todo tipo de espejos, pizarras, pelotas, aros, bancos, módulos de gomaespuma, picas, telas, instrumentos musicales, pinturas...pero más vale poco y bien organizado, que tener mucho desperdigado por toda la sala, por que si no, os digo por experiencia que es un caos. 
Lo cierto es que es una terapia a la que los niños suelen venir bastante contentos y que nos permite trabajar múltiples prerrequisitos para los diferentes aprendizajes académicos (percepción visual y auditiva, organización de gestos, abstacción y simbolización, estructuración espacio-temporal, lenguaje, conceptos básicos...) de una forma dinámica y en un contexto de relación social, así que es muy, muy, recomendable.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Taller de porteo

Mi amiga P. y yo, además de tener profesiones afines (ella es fisioterapeuta), compartimos nuestra pasión por los temas relacionados con la crianza, a pesar de que ninguna de las dos somos mamás todavía. P. es, además, una valiente emprendedora que con la que está cayendo ha inaugurado (con una compañera de trabajo) hace menos de un año su propio centro de Atención Temprana y como no podía ser de otra manera cuando las cosas se hacen con amor, les va de maravilla. Hoy han tenido la amabilidad de invitarme a un taller de porteo que organizaba en su centro una asociación de lactancia, apego y crianza natural. Me interesa mucho el tema desde hace tiempo porque cada vez son más las familias que me preguntan sobre el tema de portear a sus hijos y también porque me imagino que el día que sea mamá, estaré en tal estado de shock, que cuanta más información vaya recabando ahora, mucho mejor. Ha sido un encuentro muy amable y recogí cositas muy interesantes que no sabía como que es desaconsejable que los niños vayan mirando hacia delante en el portabebés porque supone una sobreestimulación y pierden la referencia del pecho para descansar, además de cargar todo el peso en el suelo pélvico, o que Red Canguro ofrece la posibilidad de alquilar distintos modelos para ver cuál se adapta mejor a los papás y al bebé antes de comprar uno. Nos han enseñado diferentes opciones: fulares elásticos y de tejidos varios como el algodón, mei tais, mochilas ergonómicas...aunque el mercado actual ofrece múltiples posibilidades. El que más me ha convencido, es el mei tai, porque me parece muy fácil de colocar, aunque estoy segura de que con el fular es cuestión de practicar hasta que te salgan los diferentes nudos con la soltura necesaria.

mei tai
Lo más importante es colocar al niño de tal forma que las piernas queden en posición de "ranita", que además, según nos ha comentado, favorece la maduración de las caderas. Ahora tenemos que investigar P. y yo cómo colocar a los bebés hipotónicos que ya presentan al nacer precisamente esta postura de "ranita" con las piernas excesivamente abiertas, y que necesitan un posicionamiento diferente. 
También me atrae mucho la idea de que si a los papás y a los niños les convence este sistema de transporte, pueden llegar incluso a plantearse la posibidad de prescindir del carro, que suelen ser bastante más caros que los portabebés. 

Fular
La verdad, es que he salido encantada del taller, no sólo porque el porteo nos ofrece una magnífica manera de estimular el  sistema táctil, vestibular (responsable entre otras cosas de la postura y del equilibro), y propioceptivo (que nos informa de la posición de los diferentes segmentos corporales y cuyos receptores se encuentran en los musculos, tendones y articulaciones) del niño, sino porque además, la manera de transmitir información sin juzgar diferentes maneras de crianza (inevitable que en estos encuentros salgan temas como la lactancia, el colecho, los pañales de tela...) de las mamás que han venido a hablarnos de su experiencia, me ha cautivado.
¿Y vosotros?, ¿os llama como a mí la atención esto del porteo?, ¿tenéis experiencia con ello?...

M. mostrando a un papá cómo hacer los nudos del fular

  

martes, 15 de mayo de 2012

Los derechos de un niño y de sus padres

Hace sólo dos días sonreía complacida al leer una noticia que me pasaban unas compañeras y que incluía al Hospital Doce de Octubre de Madrid (al que le tengo un especial cariño por motivos personales) dentro de los centros públicos más respetuosos con la madre y el bebé en el momento del parto (podéis leer el artículo completo aquí). Pero la alegría me duró poco. Ayer mismo, una mamá luchadora donde las haya, Ángela, (a la que podéis conocer a través de su blog), nos contaba la kafkiana situación que habían vivido ella y su hijo (que tiene una enfermedad neurológica) en la sala de extracciones de este hospital. Podéis leer la entrada completa en este enlace. Como bien comenta Ángela, es una absoluta contradicción que un hospital considerado IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia) trate después con tan poca dignidad a los niños y a sus familias. ¿Qué sentido tiene vanagloriarse de una certificación si después hay profesionales de ese centro que no respetan ni el más mínimo código ético?. No puedo evitar acordarme también, mientras escribo esto, de esa famosa maternidad que presume de ser de las mejores de Europa y que nos está mostrando cada viernes todo lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja taxativamente en materia de partos.
Desde aquí, mi apoyo incondicional a esta mamá y a todas aquellas familias que han sufrido en algún momento de su doloroso periplo, lo que Ángela y su hijo Miguel, tuvieron que vivir ayer. Os dejo también los Derechos del Niño Enfermo que recoge el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. La información es poder. Que no se nos olvide.


A.- Derecho del niño a estar acompañado de sus padres, o de la persona que los sustituya, el máximo tiempo posible, durante su permanencia en el hospital, no como espectadores pasivos sino como elementos activos de la vida hospitalaria, sin que ello comporte gastos adicionales; el ejercicio de este derecho no debe perjudicar en modo alguno ni obstaculizar la aplicación de los tratamientos a los que hay que someter al niño.
B.- Derecho del niño a recibir una información adaptada a su edad, su desarrollo mental, su estado afectivo y psicológico, con respecto al conjunto del tratamiento médico al que se le somete y las perspectivas positivas que dicho tratamiento ofrece.
C.- Derecho de sus padres o de la persona que los sustituya a recibir todas las informaciones relativas a la enfermedad y al bienestar del niño, siempre y cuando el derecho fundamental de éste al respecto de su intimidad no se vea afectado por ello.
D.- Derecho de los padres, o de la persona que los sustituya, a expresar su conformidad con los tratamientos que se aplican al niño.
E.- Derecho del niño a una recepción y seguimiento individuales, destinándose, en la medida de lo posible, a los mismos enfermos y auxiliares para dicha recepción y los cuidados necesarios.
F.- Derecho de los padres o de la persona que los sustituya a una recepción adecuada y a su seguimiento psicosocial a cargo de personal con formación especializada.
G.- Derecho del niño a no ser sometido a experiencias farmacológicas o terapéuticas. Sólo los padres o la persona que los sustituya, debidamente advertidos de los riesgos y de las ventaja de estos tratamientos, tendrán la posibilidad de conceder su autorización, así como de retirarla.
H.- Derecho del niño a no recibir tratamientos médicos inútiles y a no soportar sufrimientos físicos y morales que puedan evitarse.
I.- Derecho a ser tratados con tacto, educación y comprensión y a que se respete su intimidad.
J.- Derecho (y medios) del niño de contactar con sus padres, o con la persona que los sustituya, en momentos de tensión.
K.- Derecho a la seguridad de recibir los cuidados que necesita, incluso en el caso que fuese necesaria la intervención de la justicia si los padres o la persona que los sustituya se los nieguen, o no estén en condiciones de dar los pasos oportunos para hacer frente a la urgencia.
L.- Derecho del niño a ser hospitalizado junto a otros niños, evitando todo lo posible su hospitalización entre adultos.
M.- Derecho de los niños a proseguir su formación escolar durante su permanencia en el Hospital, y a beneficiarse de las enseñanza de los maestros y del material didáctico que las autoridades escolares pongan a su disposición, en particular en el caso de una hospitalización prolongada, con la condición de que dicha actividad no cause perjuicio a su bienestar y/o no obstaculice los tratamientos médicos que se siguen.
N.- Derecho de los niños a disponer de locales amueblados y equipados, de modo que respondan a sus necesidades en materia de cuidados y de educación, así como de juegos, libros y medios audiovisuales adecuados y adaptados a su edad.
PARLAMENTO EUROPEO, 13 de Mayo de 1986


lunes, 14 de mayo de 2012

Indicadores de autismo

Hace poquito, he empezado a tratar a un peque con una hemiparesia izquierda. Pero lo que más me preocupa ahora mismo además del trastorno motor, es que con dos añitos que tiene, apenas contacta visualmente con otros niños o con los adultos, no tiene un juego y un lenguaje funcionales, y presenta mucha resistencia a los cambios, entre otros muchos signos que, a diferencia de su pediatra, a mí me tienen alarmada (y mucho) porque lo que he observado hasta ahora, es bastante compatible con un Trastorno del Especto Autista (TEA). Así que me ha parecido importante traer al blog los principales síntomas de autismo ya que, una vez más, la detección precoz de este trastorno del desarrollo es fundamental para iniciar lo antes posible una intervención adecuada. Como recoge la Asociación Internacional Autismo-Europa: Se reconoce universalmente que la intervención precoz bien adaptada a las necesidades individuales constituyen un paso esencial hacia la integración social. Por tanto, siempre que se suscite alguna sospecha hay que llevar a cabo la intervención, tan rápidamente como sea posible. Tan pronto como se haya confirmado el diagnóstico, éste debe ser compartido con los familiares, que han de recibir una información explícita y completa. Cualquier persona en la que se se sospeche la presencia de un trastorno incluido dentro del espectro del autismo debe tener derecho a una evaluación clínica completa, a una revisión médica, y a una serie de pruebas complementarias. Esta evaluación es de gran importancia a fin de lograr un diagnóstico preciso y será la base para cualquier intervención.
Me gustaría puntualizar que los indicadores que se muestran a continuación, son ejemplos específicos de alguna de las tres áreas que se presentan alteradas en los niños con autismo (interacción social, comunicación e intereses restringidos y resistencia a los cambios). Pero si observamos un conjunto significativo de signos, sean de las tres áreas o de una sola, debemos acudir igualmente a un profesional con el fin de detectar posibles alteraciones en el desarrollo del niño (ya se estudiará después si estamos ante un Trastorno del Espectro Autista o de otro tipo).

Indicadores de autismo típicos de la etapa de 18-36 meses, según Riviére

  • Sordera aparentemente paradójica (aparentemente oye bien pero a veces le llamas y no responde a su nombre, por ejemplo). Falta de respuesta a llamadas e indicaciones.
  • No comparte "focos de atención" con la mirada.
  • Tiende a no mirar a los ojos.
  • No mira a los adultos vinculares para comprender situaciones que le interesan o extrañan.
  • No mira lo que hacen las personas.
  • No suele mirar a las personas.
  • Presenta juego repetitivo o rituales de ordenar.
  • Se resiste a cambios de ropa, alimentación, itinerarios o situaciones.
  • Se altera mucho en situaciones inesperadas o que no anticipa.
  • Las novedades le disgustan.
  • Atiende obsesivamente, una y otra vez, a las mismas películas de vídeo.
  • Coge rabietas en situaciones de cambio.
  • Carece de lenguaje o si, lo tiene, lo emplea de forma ecolálica (repetir involuntariamente una palabra o frase que dice otra persona o que ha escuchado en algún sitio) o poco funcional.
  • Resulta difícil "compartir acciones" con él.
  • No señala con el dedo índice para compartir experiencias (protodeclarativos).
  • No señala con el dedo índice para pedir (protoimperativos).
  • Frecuentemente "pasa por" las personas como si no estuvieran.
  • Parece que no comprende o que comprende "selectivamente", sólo lo que le interesa.
  • Pide cosas, situaciones o acciones, llevando la mano.
  • No suele iniciar las interacciones con los adultos.
  • Para comunicarse con él, hay que "saltar un muro", es decir, ponerse frente a frente y producir gestos claros y directivos.
  • Tiende a ignorar completamente a los niños de su edad.
  • No "juega con" otros niños.
  • No realiza juego de ficción: no representa con objetos o sin ellos situaciones, acciones, episodios, etc.
  • No da la impresión de "complicidad interna" con las personas que lo rodean aunque tenga afecto por ellas.

Señales que indican necesidad de evaluación inmediata, elaborado por Filipek y cols.

  • No balbucea, no hace gestos (señalar, decir adiós con la mano...) a los 12 meses.
  • No dice palabras sencillas a los 18 meses.
  • No dice frases espontáneas de dos palabras (no ecolálicas) a los 24 meses.
  • Cualquier pérdida en lenguaje o habilidad social.



Para terminar, os dejo en este enlace un interesante artículo sobre un estudio científico relacionado con la detección precoz del autismo y con la importancia de la intervención temprana.

viernes, 11 de mayo de 2012

Un centro muy familiar

Nuestra compañera P., ha trabajado durante varias semanas en un vídeo muy especial sobre nuestro Centro para presentarlo en unas jornadas universitarias. Bajo el título de Una mirada a la Atención Temprana y con la música de fondo de Over the Rainbow, se suceden preciosas imágenes de muchos de nuestros niños recibiendo sus diferentes terapias. La última imagen del vídeo, es una acertada frase de Paulo Coelho: cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de  cambio. Muchos papás ya han tenido la oportunidad de ver el montaje completo con nosotras y ha sido realmente emocionante vivir ese momento con ellos. Cuando terminan de verlo del todo, los papás expresan sentimientos tan profundos, que cuesta resistirse a abrazarlos (de hecho, pocas veces nos quedamos con las ganas). Una mamá de las veteranas, nos decía que había empezado a ver la luz en la oscuridad el día que llegó a nuestro Centro, pero lo cierto es, que sin las familias que atendemos, no seríamos nada. Como nuestros niños, en su mayoría, reciben tratamientos muy mantenidos en el tiempo (algunos llegan con apenas unos meses de vida y se irán con seis años) es inevitable acabar creando un vínculo muy especial con las familias que tratamos diariamente. Hemos compartido juntos desde momentos cómicos llenos de risas y complicidad, a otros tan emotivos como los primeros pasos o las primeras palabras de sus hijos, pasando también por aquéllos inolvidables como el día que organizamos una sesión de Psicomotricidad para papás y se lo pasaron en grande bailando y jugando como sus hijos. Cuesta no involucrarse y no cogerles muchísimo cariño a todos ellos. Se da la circunstancia de que por diferentes causas (altas, cambios de residencia, paso a primaria, escolarización en educación especial...), durante los próximos meses va a llegar el momento de despedirnos de muchos niños con los que llevamos trabajando desde hace tiempo. Incluso, algunas terapeutas nos debatimos entre la inmensa alegría de dar un alta por mejoría y la tristeza de tener que despedirnos de aquellas familias con las que nos ha unido un lazo especial  (suelo bromear con mis compañeras psicólogas diciéndoles que a mí me van tener que preparar para asimilar la despedida de alguno de mis peques). Ellos dejarán el lugar que ocuparán nuevos papás y nuevos niños que llevan muchos meses dependiendo de una demoledora lista de espera y que deberemos acoger con el mimo y la empatía que merecen. Es ley de vida. Pero es inevitable, también, pensar en lo mucho que vamos a echaros de menos, familias...






miércoles, 9 de mayo de 2012

¿Importa el diagnóstico?

Muchos de los niños que nos llegan derivados al Centro desde hospitales, atención primaria, escuelas infantiles, etc., lo hacen sin un diagnóstico concreto. Como mucho, podemos encontrar en los informes un impreciso retraso madurativo o retraso psicomotor, que es una forma de decir que el niño no está teniendo una evolución armónica en uno o varios aspectos de su desarrollo, pero no necesariamente implica que en las pruebas diagnósticas (analíticas, pruebas de neuroimagen...) haya habido hallazgos clínicos significativos.
A la hora de hacer la valoración de un niño con una prueba estandarizada o mediante la observación de sus habilidades, la importancia del diagnóstico para nosotras es muy relativa. De hecho, un niño puede dar una puntuación muy alta en una prueba porque tenga una inteligencia extraordinaria y, sin embargo, necesitar tratamiento porque presente una serie de dificultades en otros aspectos que el test no contemple (como la interacción con sus iguales, por ejemplo). También hay niños que pueden recibir tratamiento de carácter preventivo independientemente del resultado de las pruebas, como los prematuritos, o para mantener la autonomía el mayor tiempo posible en los niños que presentan enfermedades degenerativas. Nos da un poco "igual" si el niño presenta un TEA (Trastorno del Espectro Autista), un síndrome o una patología neurológica. Siempre elaboramos los objetivos de trabajo en base a sus necesidades específicas, no en función de un diagnóstico. Entre otras cosas, porque las características que presenta un niño con una determinada patología no tienen por qué verse igual en otro diagnosticado de lo mismo. Cada niño es un mundo completamente diferente que no se puede comparar con otro. 
Sin embargo, y como es comprensible por otra parte, para los papás, el diagnóstico (sobre todo en los primeros meses de incertidumbre) sí que tiene mucha importancia. Para muchos, existe un antes y un después de ponerle nombre a lo que le ocurre a su hijo. A veces, puede ayudarles en el proceso de aceptación porque saben por fin a qué se enfrentan o, incluso, pueden encontrar apoyo en asociaciones de padres que estén pasando por lo mismo que ellos. En otros caso, será motivo de un gran desconsuelo, porque se aferraron durante mucho tiempo a que las pruebas no arrojaban resultados concluyentes hasta ese momento y por tanto el niño no tenía nada importante. Y para otro grupo, nunca acabará de llegar una respuesta clara a por qué su hijo tiene alteraciones en su desarrollo, ya que las actuales pruebas médicas y psicopedagógicas tienen todavía limitaciones para determinar todas las posibles causas por las que puede darse un determinado trastorno. 
En cualquier caso, la única certeza que tenemos a día de hoy, es que iniciar una intervención terapéutica ajustada al perfil de cada niño lo antes posible, siempre es beneficioso para su calidad de vida, independientemente de lo que describa cualquier manual diagnóstico o un certificado expedido por la Administración.

Foto cortesía de Aúpa Mamá



martes, 8 de mayo de 2012

Ni un tapón sin caja

El otro día comentaba Maribel, la mamá bloguera de B aprende en casa, y que por cierto ayer nos sorprendió gratamente a todos poniendo en marcha un interesante proyecto llamado El Bazar de B, que guardaba todo tipo de cajitas de tés y productos varios con el fin de almacenar materiales de actividades pedagógicas para su pequeño. No pude evitar sonreír al leerlo porque mi madre ya lo hacía en su día para sus niños del cole (es maestra) y ahora yo me dedico a recoger cajas de todos los tamaños, formas y colores, para guardarles cosas a mis chiquitines. Pero es que además, tenemos la inmensa suerte de contar con la suegra de C. (cuidadín seguidores, que cualquier día os pongo a trabajar también a vosotros en alguna historia), que nos las decora de maravilla para que a los niños les resulte todavía más atractivo el juego que les propongamos. Con todos los niños en general y con los nuestros en particular, es fundamental mostrarles las actividades de forma que les resulten lo más motivantes posible y si la presentación es tan agradable, les atrae mucho más.
Una de estas cajas, tiene desde hace unas semanas una función muy especial y es almacenar los tapones de plástico que todas vamos recogiendo por nuestros respectivos hogares y que están destinados a diferentes causas solidarias. Probablemente, como muchos ya sabréis, numerosas asociaciones y familias recogen toneladas de tapones para llevarlos a las recicladoras y con el dinero que consiguen, financiar sillas de ruedas, tratamientos fuera de España, diferentes terapias, etc.  Imposible conocer iniciativas como éstas y no sumarse, ¿verdad?...



(En este enlace podéis encontrar qué clase de tapones sirven)



viernes, 4 de mayo de 2012

Cuatro esquinitas

Tras una intensa semana de trabajo que ha estado marcada por las coordinaciones con los colegios de integración y las visitas a los colegios de educación especial de nuestra zona para poder asesorar con criterio a los padres sobre la futura escolarización de sus hijos, os dejo con esta presentación para la reflexión. Feliz fin de semana a todos. 

jueves, 3 de mayo de 2012

Consejo de sabias

Llevo un montón de tiempo dándole vueltas a cómo solucionar un problema de una de mis peques. Se trata de una niña de tres años que, como consecuencia del síndrome que padece, está comprometida en todas las áreas de su desarrollo (motora, cognitiva, comunicativa...), pero lo que más me preocupa en estos momentos es que se muerde compulsivamente las dos manos, especialmente la base de los pulgares. Hemos probado diferentes opciones. En un principio, la mamá le ponía especias en la mano para ver si rehusaba mordérselas por el fuerte sabor, pero no sirvió de nada; además a día de hoy no es posible esta opción porque tiene alguna herida abierta y le escocería muchísimo. También hemos usado guantes, pero se los quita. Le hice una derivación a psiquiatría infantil, pero el especialista consideró que la administración de una medicación sería contraproducente por los efectos secundarios. Lo último que hemos probado y que ha sido otro desalentador fracaso, ha sido confeccinarle una especie de férulas con goma eva y velcro. Como la peque tiene una fuerte hipersensibilidad táctil y no tolera que su piel roce con texturas que no sean muy suaves, decidimos probar con este material, aunque sabíamos que era muy blando (parece una contradicción que sea tan sensible con las texturas y se muerda de esa manera, pero es algo muy frecuente en los niños que tienen alteraciones cognitivas y sensoriales). Le dejamos los dedos fuera para que pudiera manipular y éste fue el resultado.



Le duraron un minuto porque enseguida empezó a morderlas y en cuanto la dejamos sola, se las arrancó. Lo que se propuso en la reunión de equipo y es lo próximo que se va a probar es hacerle esas férulas con otro material más resistente, como por ejemplo yeso. Pero a mí no me convence porque el yeso pesa bastante y es una niña a la que ya de por sí  le mucho manipular objetos, si encima le pesan las manos, creo que lo va a hacer menos. Además habría que estarle cambiando la venda del yeso constantemente para mantenerla limpia (ya que la va a seguir mordiendo). Sí que es cierto que cuando consigues motivar a la niña con alguna actividad (cosa que no siempre resulta fácil porque sus intereses son bastante restringidos) no tiene tanta necesidad de autoestimulación, pero para la familia y la escuela, lógicamente, les resulta imposible estar continuamente ofreciéndole juegos. Es un tema que me preocupa, sobre todo por la salud de la niña, ya que como se está metiendo constamente las manos en la boca no deja de coger infecciones y falta mucho a tratamiento, con lo cual el avance está siendo mucho más lento de lo que podría ser. En algunos coles de educación especial, les ponen alrededor del brazo algo parecido al revestimiento de las tuberías, pero se limita mucho el movimiento de los miembros superiores y en el caso de esta niña, no lo veo aconsejable porque se está empezando a poner de pie y si se le anulan las manos, a ver con qué hace la peque reacciones de apoyo...En fin, que no paro de buscar alternativas. Así que he pensado en convocar un consejo de sabias, que con lo creativas que son mis seguidoras (y si hay algún sabio seguidor en la sala que también se sienta muy bienvenido), seguro que a alguna se le ocurre alguna buena idea que podamos probar...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...