viernes, 28 de septiembre de 2012

Screening 0-6 años (II)

Hoy seguimos con el screening de 12 a 36 meses:

12 MESES:
  • Cambia de una postura a otra: de sentado a tumbado, a rodillas, etc.
  • Puede ponerse de pie utilizando un apoyo.
  • Es capaz de desplazarse gateando o arrastrándose.
  • Es capaz de dar algunos pasos cogido de las dos manos.
  • Puede sacar y meter objetos de un recipiente.
  • Es capaz de coger objetos pequeños utilizando los dedos índice y pulgar.
  • Busca un objeto que se ha ocultado ante su vista.
  • Repite acciones que tienen consecuencias como dar al interruptor de luz, apretar un botón, etc.
  • Comprende algunas palabras como toma, dame, no, etc.
  • Señala con el dedo o fija la mirada en un objeto cuando se le pregunta "¿dónde está...?".
  • Puede decir alguna palabra como mamá, papá, agua, pan, refiriéndose claramente a lo que nombra.
  • Es capaz de pedir lo que desea señalándolo o haciendo sonidos.
  • Imita gestos de canciones.
  • Puede beber de un vaso si se le sostiene ligeramente.
  • Come variedad de alimentos sólidos (más de 3): galletas, pan, tortilla, jamón york, pasta, arroz, etc.
  • Se lleva comida a la boca con las manos o la cuchara.
18 MESES:
  • Camina solo posando toda la planta del pie en el suelo.
  • Puede subir escaleras gateando.
  • Se agacha a coger algo del suelo y se levanta de nuevo.
  • Lanza una pelota.
  • Apila objetos unos encima de otros.
  • Abre los cajones para sacar y meter objetos de ellos.
  • Señala con el dedo índice lo que le interesa para compartirlo.
  • Utiliza adecuadamente algunos objetos o juguetes (peine, cuchara, cochecitos...).
  • Dice entre 5 y 10 palabras.
  • Entrega un objeto concreto cuando se le pide.
  • Señala o toca partes de su cuerpo cuando se le pide.
  • Imita acciones sencillas como peinarse, rodar un coche, dar de comer a un muñeco, etc.
  • Grita o se queja cuando se le quita un objeto o no se le da el que pide.
  • Se quita los zapatos o los calcetines para ayudar a desvestirse.
  • Puede beber solo de un vaso.
  • Utiliza la cuchara, aunque aún derrame algo de alimento.
24 MESES:
  • Sube y baja escaleras con ayuda o de la mano.
  • Camina de forma más ágil.
  • Lanza una pelota en una dirección concreta.
  • Garabatea enérgicamente o hace trazos con pinturas.
  • Encaja formas sencillas en un puzzle.
  • Apila cubos o piezas haciendo una torre.
  • Busca un juguete guardado que no sabe dónde está.
  • Pasa las páginas de un cuento o álbum de fotos.
  • Se fija en las imágenes.
  • Señala las imágenes para comunicarse (le gusta que se le nombren).
  • Conoce el uso de objetos cotidianos (teléfono, cepillo, etc.).
  • Saluda y se despide con gestos y palabras.
  • Hace frases de dos palabras.
  • Señala las partes del cuerpo en un muñeco y en una imagen.
  • Responde sí o no con gestos y palabras.
  • Imita acciones que ha visto hacer en otros momentos (peinarse, hablar por teléfono, etc.).
  • Pide ayuda al adulto cuando no puede hacer algo él solo.
  • Le muestra al adulto las cosas que le interesan (señala o nombra objetos sin intención de pedirlos) como el perro o el avión mientras pasea por la calle.
  • Responde a su nombre acudiendo o atendiendo cuando se le llama.
  • Utiliza la cuchara e intenta comer solo.
36 MESES:
  • Corre con movimientos coordinados.
  • Salta con los pies juntos.
  • Sabe subir y trepar a los columpios y el tobogán.
  • Puede aprender a pedalear en un triciclo.
  • Da patadas a una pelota para jugar con el otro.
  • Imita trazos sencillos como líneas verticales y horizontales y círculos.
  • Hace puzzles de dos piezas.
  • Imita construcciones simples como un tren, un puente de tres cubos, etc.
  • Comprende conceptos como grande y pequeño o uno y muchos.
  • Puede agrupar objetos iguales.
  • Es capaz de centrar la atención en tareas como puzzles, cuentos, construcciones, etc.
  • Puede realizar una consigna con dos elementos o dos órdenes sencillas consecutivas ("lleva el plato a la cocina" o "dame el lápiz y la goma").
  • Construye frases de tres palabras.
  • Contesta adecuadamente a cómo se llama y cuántos años tiene.
  • Conoce y nombra objetos familiares en dibujos y fotografías.
  • Reconoce la acción de los personajes en una imagen ("el niño come, corre, salta, etc.).
  • Se reconoce y conoce a sus familiares en una foto reciente.
  • Reconoce en los demás cuando están contentos, tristes y enfadados.
  • En el juego imita posturas, formas de hablar y acciones del adulto.
  • Canta canciones.
  • Reconoce si es niño o niña.
  • Le gusta jugar con otros niños.
  • Juega con muñecos, coches, cocinitas, etc...imitando acciones de la vida cotidiana.
  • Utiliza solo la cuchara y el tenedor, sin derramar apenas comida.
  • Controla el pis y la caca durante el día.
  • Se quita y pone alguna prenda de ropa sin apenas ayuda.
  • Se lava y seca las manos con autonomía.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Screening 0-6 años (I)

Prometo que no me olvido de vosotros, pero hacía tiempo que no tenía una vuelta al trabajo tan intensa. Para compensar, espero que os sean de utilidad las próximas entradas que estarán dedicadas a un screening que hemos hecho todo el equipo técnico del Centro para detectar precozmente signos de alerta en nuestros niños. Hemos tomado como base la Guía del desarrollo infantil desde el nacimiento hasta los 6 años de la Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana y durante varias reuniones, cada profesional con su experiencia, ha ido aportando nuevos puntos (o modificando algunos) desde su correspondiente disciplina. Lo hemos hecho tras detectar con cierta frecuencia, que algunos niños que no suelen venir por el circuito habitual de Atención Temprana (por ejemplo que acuden de forma privada a Fisioterapia Respiratoria) o que acuden a él con la recomendación de un sólo tratamiento, acaban necesitando una intervención desde varias áreas. Este cuestionario lo rellenarán los papás de forma voluntaria y si se detecta algo que nos llame la atención, se les informará más extensamente. Además, estamos valorando la posibilidad de pasarlo a hermanos de niños que ya vienen a Atención Temprana y que, por sus antecedentes, podrían también necesitar tratamiento. No me quiero enrollar. Sólo una última cosa antes de empezar con cada etapa y es dar las GRACIAS a todas mis compañeras, que han estado completamente de acuerdo en compartir aquí el trabajo de varias semanas (sois todas tan bonitas...).

3 MESES:
  • Reacciona al sonido. Se sobresalta por ruidos fuertes.
  • Si le pones boca abajo, puede mover la cabeza.
  • La tranquiliza oír la voz de sus padres.
  • Empieza a levantar la cabeza y se apoya en los codos en posición boca abajo.
  • Mantiene alineada la cabeza con el tronco cuando está boca arriba tranquilo.
  • Sostiene la cabeza cuando se le coge en brazos.
  • Sigue con la mirada las caras conocidas.
  • Fija la mirada en los objetos que le llaman la atención, como el sonajero, los colores vivos, etc.
  • Emite sonidos vocálicos y mueve piernas y brazos para comunicarse.
  • Mira y sonríe al adulto y hace sonidos cuando se le toca o se le habla.
6 MESES:
  • Sentado con apoyo sostiene la cabeza y es capaz de moverla hacia los lados.
  • Boca abajo, puede mover la cabeza apoyando las manos o los codos.
  • Tumbado boca arriba se mueve y es capaz de tocarse las piernas.
  • Cuando le enseñas un objeto/juguete que le interesa, lo coge.
  • Si le tapas la cara, hace intentos por destapársela.
  • Agita el sonajero u otros objetos para hacer sonidos.
  • Mueve los objetos colgados sobre él con las manos o los pies.
  • Reacciona de forma diferente ante caras conocidas (sonríe, hace gestos, etc.).
  • Ríe a carcajadas.
  • Responde a su nombre inmovilizándose y buscando quien le llama.
  • Imita gestos sencillos como abrir la boca, sacar la lengua...
  • Emite sonidos para llamar la atención del adulto.
9 MESES:
  • Se mantiene sentado e intenta alcanzar objetos en esta posición.
  • Pasa solo de la posición de tumbado a sentado.
  • Estando tumbado pasa de boca arriba a boca abajo y viceversa.
  • Cambia los objetos de una mano a otra.
  • Golpea los objetos uno contra otro.
  • Tira los objetos al suelo, los busca y le gusta provocar la reacción del adulto.
  • Reacciona girando la cabeza cuando se le llama por su nombre.
  • Estira los brazos cuando quiere llamar la atención o que se le coja.
  • Entiende palabras familiares como ven, adiós, etc.
  • Es capaz de imitar gestos sencillos como los cinco lobitos, palmitas, adiós, etc.
  • Emite sílabas repetidas como: ta-ta-ta, pa-pa-pa, etc.
  • Se entretiene jugando solo un ratito.
  • Protesta cuando le dejas solo o con alguien desconocido.
  • Colabora en el vestido/desvestido, extendiendo los brazos o las piernas.


Continuará...


domingo, 23 de septiembre de 2012

Prometedor Headpod

En constante inquietud vital por encontrar la mejor manera de posicionar a nuestros niños, mi compañera P. (fisioterapeuta) y yo, pasamos el pasado sábado en un curso de Headpod. ¿Y esto qué es lo que es? que diría una amiga.


La idea surge a raíz de que el Doctor Javier Ferro (oftalmólogo de profesión) se devanase la cabeza para buscar una solución a algo que ocurre muy habitualmente cuando los niños pequeños van en el coche y es que, al quedarse dormiditos, su cabeza pende peligrosamente comprometiendo de forma considerable la eficacia de los sistemas de seguridad (cinturón, reposacabezas y airbag) en caso de accidente. Hace un par de años, un familiar de la esposa de Javier que trabajaba en un centro de educación especial, les propuso probar uno de los prototipos que había creado para sujetar la cabeza, con uno de sus niños con patología neurológica. La sorpresa fue mayúscula al descubrir que el sistema ayudaba considerablamente al pequeño a controlar la cabeza sin necesidad de bloqueos ni reclinaciones. Desde entonces, Javier no ha dejado de trabajar por conseguir un prototipo que mejore considerablemente la calidad de vida de los niños con parálisis cerebral y patologías afines. El primero de ellos está a la venta por Internet desde el pasado mes de junio (podéis consultar su página web aquí) y nuestra impresión ha sido realmente buena, ya que distribuye las fuerzas de forma homogénea y garantiza una buena alineación con la columna vertebral, lo que permite una mayor precisión de los movimientos de la parte alta del tronco y un mejor uso de los miembros superiores. Por el momento se recomienda para niños de 2 a 12 años (menos de 2 no, por el cierre de las fontanelas y para no interferir en la morfología de la cabeza y tampoco a mayores de 12 por la cantidad de cambios que hay en la adolescencia o por las posibles deformidades en la columna que ya haya en ese momento), pero es algo tan nuevo que todavía es pronto para saber la cantidad de posibilidades que se le pueden encontrar. Una de las cosas que más me han gustado es que el kit viene en un envase pequeño, algo menos de lo que sería una caja de zapatos:


Dentro trae, además del manual de instrucciones, dos bolsas de plástico. La primera de ellas contiene tres arcos para diferentes diámetros de cabeza, cintas frontales, esponjas mullidas para poner entre la cinta y la frente, malla occipital y tirante de Velcro. En la segunda podemos encontrar distintos adaptadores para colocar en función de si la silla tiene reposacabezas o no, una pieza para modificar los ángulos en caso necesario y el brazo de suspensión para la sujeción de la cabeza. 


Las siguientes fotos muestran el material más detalladamente:




¿Para quién está indicado Headpod?:
  • Para niños de 2 a 8 años con parálisis cerebral o cualquier enfermedad o síndrome que curse con hipotonía en los músculos del cuello.
  • Para niños hasta 15 años que no tienen espasticidad (músculos permanentemente contraídos) grave o deformaciones músculo-esqueléticas.
  • Recomendable para adultos que no presentan deformidades ni restricciones mecánicas musculares o articulares que impidan colocar con facilidad su cabeza en posición completamente vertical. El uso en adultos está recomendado para ciclos de tiempo inferiores a 60 minutos y especialmente durante las maniobras de alimentación, uso del ordenador o desplazamientos.
  • No está indicado en personas que presentan Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) u otra enfermedad con disfagia severa o hipertonía de tronco.
También, nos han mostrado uno de los primeros registros de observación de pacientes que se han hecho, en los que se ve claramente cómo muchas funciones de los niños mejoran con el uso de este sistema:


P. y yo hemos tenido la oportunidad de probarlo en nosotras mismas y la sensación era bastante agradable, como "si te pesara menos la cabeza". Además, justo andábamos echando cuentas de cuánto nos costaría comprar alguno para probar en el Centro con nuestros peques cuando nos hemos enterado de que nos regalaban dos. Así que estamos tan contentas, con muchas ganas de utilizarlo y viéndole muchas posibilidades al invento. ¡Ya podían ser todos los cursos así!.











jueves, 20 de septiembre de 2012

PECS

De la mano de mis compañeras B. y E. os traigo hoy un interesante sistema de comunicación que estamos utilizando desde hace tiempo en nuestro Centro con bastante éxito. Se trata del Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes y se conoce como PECS por sus siglas en inglés (Picture Exchange Communication System).

¿EN QUÉ CONSISTE?

PECS es un sistema aumentativo y/o alternativo de la comunicación. Esto quiere decir que es utilizado para completar el lenguaje, fomentarlo y ofrecer un sistema de comunicación funcional a los niños que presentan dificultades en la misma.


¿QUIÉN SE PUEDE BENEFICIAR DE ESTE SISTEMA?

PECS puede ser utilizado con niños con trastornos del espectro autista y otros trastornos de comunicación social que muestran un habla no funcional: niños que no tienen lenguaje oral, que sólo lo hacen como auto-estimulación, niños que sólo hablan cuando se les proporciona ayuda o son extremedamente ecolálicos (hacen constantes repeticiones), etc.


¿ENSEÑAR PECS PUEDE RETRASAR O IMPOSIBILITAR EL HABLA?

NO. Cuando implementamos PECS estamos a la vez tratando el desarrollo del habla.

El entrenamiento de PECS sigue de forma paralela el desarrollo típico del lenguaje ya que primero enseña al niño "cómo" comunicarse o cuáles son las reglas básicas de la comunicación. Seguidamente, el niño aprende a comunicar mensajes específicos. Los niños que utilizan PECS aprenden a comunicarse primero con imágenes sueltas, pero luego aprenden a combinar esas imágenes para aprender una variedad de estructuras gramaticales, relaciones semánticas y funciones comunicativas.
El proceso comunicativo de intercambio de imágenes SIEMPRE va acompañado de lenguaje oral.

¿CÓMO ES LA ESTRUCTURA DEL PROGRAMA DE ENSEÑANZA DE PECS?

La implementación de PECS se lleva a cabo pasando por seis fases:

-FASE I: "CÓMO" COMUNICARSE.
-FASE II: DISTANCIA Y PERSISTENCIA.
-FASE III: DISCRIMINACIÓN DE IMÁGENES.
-FASE IV: ESTRUCTURA DE LA ORACIÓN.
-FASE V: RESPONDER A ¿QUÉ QUIERES?.
-FASE VI: COMENTAR.

¿CÓMO ELABORAMOS EL CUADERNO DE PECS?

Las imágenes son la herramienta fundamental para comenzar a enseñar PECS, pero también se necesita:

  • Tiras de Velcro adhesivo.
  • Archivador de anillas tamaño cuartilla.
  • Tira-frase: tira de material grueso en la que el niño formará la oración.
  • Láminas gruesas para insertar.
  • Material para laminar: Aironfix y plastificadora.
  • Imágenes/dibujos/logotipos/pictogramas que representen lo que el niño nos va a comunicar. Estas imágenes serán de un tamaño de 5x5 centímetros, con la palabra escrita en la parte inferior.



El niño debe tener siempre su propia carpeta o cuaderno, ya que esperamos que lo lleven allá donde vayan y pueda convertirse en su herramienta de comunicación en todos los contextos de su vida.



martes, 18 de septiembre de 2012

Sólo tu tiempo

En un momento en el que ando corriendo de un lado para otro como el conejito de Alicia en el País de las Maravillas, os traigo un cuento que habla precisamente de ese tiempo que tanto necesitamos para las cosas verdaderamente importantes de la vida. Desconozco el autor, pero hace mucho que viaja por el mundo y siempre que lo leo, me conmueve:

Cuentan que, una noche, cuando en la casa todos dormían, el pequeño Ernesto, de cinco años, se levantó de su cama y fue al cuarto de sus padres. Se paró junto a la cama del lado de su papá y, tirando de la colcha, lo despertó:
-¿Cuánto ganas papá? –le preguntó.
-Iiieee...¿Cómo? –preguntó el padre entre sueños.
-Que cuanto ganas en el trabajo.
-Hijo, son las 12 de la noche, vete a dormir.
-Sí, papi, ya me voy, pero tú, ¿cuánto ganas en tu trabajo?.
El padre se incorporó en la cama y en grito ahogado le ordenó:
-¡Te vas a la cama inmediatamente, ésos no son temas para que preguntes! ¡¡Y menos a medianoche!! –y extendió su dedo señalando la puerta.
Ernesto bajó la cabeza y se fue a su cuarto.
A la mañana siguiente, el padre pensó que había sido demasiado severo con su hijo y que su curiosidad no merecía tanto reproche. En un intento de reparar su error, durante la cena, el padre decidió contestarle:
-Respecto a la pregunta de anoche, Ernesto, yo tengo un sueldo de 2.800 euros, pero con los descuentos me quedan unos 2.200.
-¡Uhh!...¡Cuánto ganas papi! –contestó Ernesto.
-No tanto hijo, hay muchos gastos.
-Ahh...¿y trabajas muchas horas?.
-Sí hijo, muchas horas.
-¿Cuántas papi?.
-Todo el día, hijo, todo el día.
-Ahh –asintió el chico, y siguió-, entonces tienes mucho dinero, ¿no?.
-Basta de preguntas, eres muy chiquito para estar hablando de dinero.
Un silencio invadió la sala y, callados, todos se fueron a dormir.
Esa noche, una nueva visita de Ernesto interrumpió el sueño de sus padres. Esta vez traía un papel con números garabateados en la mano.
-Papi, ¿me puedes prestar cinco euros?.
-Ernesto...¡¡Son las dos de la mañana!! –se quejó papá.
-Sí, pero ¿me puedes...?.
El padre no le permitió terminar la frase.
-Así que éste era el tema por el cual estás preguntando tanto sobre dinero, mocoso impertinente. Vete inmediatamente a la cama antes de que te dé con la pantufla...Fuera de aquí...A la cama. Vamos.
Una vez más, esta vez puchereando, Ernesto arrastró los pies hacia la puerta.
Media hora después, quizá por la conciencia del exceso, quizá por la mediación de la madre o simplemente porque la culpa no lo dejaba dormir, el padre fue al cuarto de su hijo. Desde la puerta, lo escuchó lloriquear casi en silencio.
Se sentó en la cama y le habló:
-Perdóname por haberte gritado, Ernesto, pero son las dos de la madrugada, todo el mundo está durmiendo, no hay ningún negocio abierto, ¿no podías esperar hasta mañana?.
-Sí, papá –contestó el chico entre mocos.
El padre metió la mano en su bolsillo y sacó su billetera de donde extrajo un billete de cinco euros. Lo dejó en la mesita de luz y le dijo:
-Ahí tienes el dinero que me pediste.
El chico se enjugó las lágrimas con la sábana y saltó hasta su ropero. De allí sacó una lata y, de ésta, unas cuantas monedas de un euro. Añadió los cinco euros del resto y contó con los dedos cuánto dinero tenía.
Después, tomó el dinero entre las manos y lo puso en la cama frente a su padre que lo miraba sonriendo.
-Ahora sí –dijo Ernesto -, llego justo, nueve euros con cincuenta céntimos.
-Muy bien, hijo, ¿y qué vas a hacer con ese dinero?.
-¿Me vendes una hora de tu tiempo, papi?.


viernes, 14 de septiembre de 2012

Currículum MOVE

Estos días, algunos de los pequeñuelos que se marcharon de nuestro Centro el pasado mes de julio, comienzan sus primeras clases en Educación Especial. Si hay algo que me gusta de las visitas a los colegios, tanto de esta modalidad educativa como de otras, es que siempre saco algún aprendizaje interesante de ellas. Además, estas coordinaciones externas, nos ofrecen la oportunidad de poder asesorar mejor a los papás en una decisión tan importante como es elegir el colegio que mejor se adapte a las necesidades de sus hijos. Hoy os traigo una metodología de trabajo que utilizan en el Colegio María Soriano de Madrid y que me gusta especialmente por lo centrada que está en apostar siempre por la máxima funcionalidad de los niños.
El currículum MOVE es la base para la autonomía personal. Algunos niños no pueden obtener un movimiento funcional por sus necesidades de apoyo físicas, psíquicas o sensoriales. Precisamente, el objetivo de este programa es mejorar de manera natural las capacidades motrices de los alumnos mientras intervienen en otras actividades educativas o sociales. Este sistema, requiere la participación de todo el equipo multidisciplinar (fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales...), trabajando coordinadamente con el fin de madurar y generalizar las adquisiciones motrices. La familia, junto con la sociedad, serán un eslabón más del programa, haciendo que las habilidades aprendidas pasen a formar parte de la vida cotidiana del niño.
Los candidatos son aquellos niños mayores de siete años (por ello no lo conocemos mucho en Atención Temprana, porque damos tratamiento sólo hasta los seis) que por su patología psicomotora no han superado la etapa de suelo. Los niños con neuropatías degenerativas pueden participar en el programa mientras médicamente sea posible, con el fin de mejorar su salud osteotendinosa y enlentecer en lo posible la pérdida de autonomía. El compromiso cognitivo, como en todos los programas, determinará mayor nivel de éxito, pero esto no es un requisito imprescindible para la selección de alumnos susceptibles del programa.
Los objetivos del programa son:
  • Conseguir la máxima autonomía posible. Este objetivo repercutirá positivamente en la mejoría de la calidad de vida, control de deformidades, mantenimiento muscular, ventilación, circulación, etc.
  • Acceder al currículum escolar, para posibilitar la potenciación de las habilidades comunicativas en los niños que no disponen de habla.
  • Normalizar al máximo su control postural para alcanzar los conocimientos propuestos por el aula.
  • Conseguir una plena integración escolar, social y familiar (aunque sabemos que lo realmente ideal sería apostar por una inclusión en la que los medios se adaptaran a los niños con necesidades especiales y no al revés, más que por una integración).
Para implementar este programa se necesita, además de unos profesionales bien formados, un equipo de entrenamiento (que según nos contaron hacen unas monjitas muy apañadas tipo amish en Reino Unido y con una apariencia como la de estos andadores) que tiene una doble función; por un lado, ayudar al aprendizaje de las habilidades necesarias para un mejor control postural y por el otro, dar los apoyos que faciliten la adquisición de determinadas destrezas. 
El método está basado en el análisis de todas las tareas que le son precisas al niño en el colegio para acceder al currículum escolar y alcanzar la máxima autonomía en la familia y en la sociedad. Para ello se trabajan 74 habilidades motrices claves y esenciales para las funciones de la vida diaria, bajo un concepto dinámico: la ayuda al movimiento. Las destrezas que más interesan se dividen en 16 categorías (caminar hacia delante o hacia atrás, girar mientras se camina, subir y bajar escaleras o caminar en suelo irregular entre otras) y sólo 2 de ellas se refieren a actividad estática (sentado y erguido), las restantes tratan el movimiento con diferentes grados de complejidad. Cada una de esas 16 categorías se subdivide a su vez en otras llamadas habilidades motrices claves, que son la base para las actividades cotidianas y escolares. 
Lo que sobre todo tiene muy presente este programa, es que el acceso al currículum escolar requiere unas posturas que favorezcan las tareas a realizar en el aula, la relación con el entorno y la estimulación de todos los sentidos y que se debe alcanzar el mayor desarrollo psicomotor posible para obtener el grado máximo de autonomía en cada alumno en particular.



miércoles, 12 de septiembre de 2012

Ocho consejos para todo terapeuta

He encontrado en el recomendable blog de Sabina Barrios estos consejos para las terapias que me han encantado y que hoy quiero compartir con vosotros:
  • Motivación. Nadie está obligado a tomar una terapia, debe ser elegida por cada niño por el placer de participar en ella.
  • Descomponer la actividad en partes pequeñas para evitar el error. El error en el aprendizaje es una pérdida de tiempo, cuando no hay tiempo que perder.
  • Dar información útil y generalizable. Todos los aprendizajes deben ser funcionales. Enseñar por enseñar, es adiestrar.
  • Tener los objetivos claros, pero ser pragmático e innovador. Las planificaciones estáticas son para que las firmen los burócratas.
  • El protagonista central de la escena terapéutico-educativa es un niño motivado, alegre y feliz. Si no es divertido no vale la pena estar allí.
  • Todo lo que funcione usarlo, lo que no funcione, desecharlo rápidamente. En la terapia no se aceptan teorías del fracaso, sólo sirven para justificar terapias del fracaso.
  • Insistir, insistir, insistir, siempre hay una forma de llegar.
  • Todos pueden aprender si alguien está dispuesto a enseñar.


lunes, 10 de septiembre de 2012

Inse-Guri-Dades

Inse: ¡dichosos los ojos! ¡cuánto tiempo! no te veíamos por aquí desde primeros de año. Cuando se te ocurrió empezar con aquel disparate del blog.
Pequeña: pues que sepas que llevo más de 130 entradas...
Inse: sí bueno, tú siempre has sido un poquito cansina.
Guri: vamos, vamos, Inse, no seas mordaz. Qué maleducada con nuestra invitada favorita. Pero, pasa, pasa, ponte cómoda guapina, ¿un té?, ¿un zumito?, ¿un poquito de Nutella quizá?.
Pequeña: no gracias, estoy intentando dejarla, jeje.
Dades: ¿y qué te trae por aquí?, ¿alguna novedad?...
Pequeña: mmmmm...no, quería saber cómo estábais y contaros que me han ofrecido dar formación.
Guri: ¿otra vez?, cariño ya hablamos de ello cuando lo de la universidad. Tú no estás preparada todavía para eso...
Pequeña: lo sé, lo sé...Pero mis compañeras están animando mucho. Además Jefe me ha dicho que sería como yo quisiera, con las horas que a mí me apetezca y con temas que me sienta segura.
Inse: ah, ¿pero tú te sientes segura con algo?
Guri: ¡Inse! no le hagas caso Pequeña, ¿más zumito?...
Dades: no sé Pequeña. No lo veo nada claro. Acuérdate de aquel curso en el que tuviste que tratar a un niño delante de veinte personas. Fue horrible, ¿no te acuerdas?. Lo pasaste fatal.
Pequeña: claro que me acuerdo. Pero L., que además de una estupenda psicóloga y compañera es mi coach particular, dice que si algo te da miedo, tienes que hacerlo. Que es la única manera de superarlo. Además M. podría enseñarme a controlar la respiración y darme algunas nociones de meditación, y E. insiste en que está convencida de que lo haría muy bien. Ellas también están seguras de que puedo conseguirlo.
Guri: pero niña, son tus amigas. ¿Qué te van a decir?. Tú a quien tienes que hacer caso es a nosotras, que te conocemos desde hace tiempo y sabemos de estas cosas mucho mejor que ellas. 
Pequeña: pero no sé...es una gran oportunidad.
Inse: ¿de qué? ¿de hacer el ridículo de tu vida?.
Guri: Inseeee...de todas formas tampoco es algo que tú te hayas planteado, ¿no?. Tú estás contenta con tus niños, ¿para qué complicarte la existencia ahora?.
Dades: además piensa en las palpitaciones, el insomnio de los días previos, los sudores fríos, la sensación de ahogo, lo roja que te pones...uffff...qué agobio.
Pequeña: ya...pero, ¿qué es lo peor que puede pasar? no me voy a morir.
Inse: igual sales en Youtube, ¿te imaginas? la peor profesora de la historia de la Terapia Ocupacional. Ahí en todas las redes sociales, jajajajajaja...
Dades: pero cómo te pasas, colega. Un poquito de empatía con la muchacha. Yo por el ridículo no, pero sí te digo que ya hay mucha formación y muy buena. No creo que tú puedas aportar nada nuevo, la verdad. 
Pequeña: ya, ahí tienes razón, aunque yo he ido a cada curso que, en fin...
Guri: y sabes que este mundo es muy pequeño. Como la cagues se van a enterar hasta en Pekín.
Dades: déjalo para otro momento, que estés más tranquila.
Pequeña: sí, tal vez tengáis razón. Ahora no es el momento...
Guri: ejem, ejem...bueno, tú pásate cuando quieras, que ya sabes que nosotras siempre estaremos aquí para ti.
Dades: y cuídate que estás echando un culo maja...
Pequeña: vosotras en cambio cada día más estupendas. Me recordáis a unos dibujos de Disney y todo.
Inse: ayyyy, qué ilusión. Alguna princesa, seguro.
Pequeña: algo así, sí...






jueves, 6 de septiembre de 2012

Hablar menos, escuchar más

En mi lucha (infrutuosa de momento) por disciplinar este pelo potorrero rebelde que me ha tocado, me pasé una larga tarde de agosto en la peluquería rodeada de esas revistas del colorín que son toda una bayeta mental. En una de ellas, me encontré un reportaje a todo color de la hija de un famoso artista que había dado a luz hacía escasos meses. Se la veía radiante y feliz hasta que le preguntaron qué era lo más duro de la maternidad. Dijo que lo más difícil era no coger a su bebé cuando lloraba (¡!). Que los niños se las sabían todas y eran muy listos. Que lo había hecho un par de veces pero que ya iba a ser fuerte y no lo iba a hacer más. Normal que con estas cosas que leo se me ponga el pelo de punta y no haya manera humana de ir bien peinada. 
¿Pero quién le mete estas ideas en la cabeza a las mamás?. Si instintivamente te sale escuchar, atender, respetar y consolar el llanto de tu hijo, ¿por qué tienes que ir contra lo que te pide el corazón?. ¿En qué momento se ha roto esa conexión única e insustituible que tiene una madre con su hijo?. ¿De quién es la responsabilidad?. Porque estoy segura de que esta mujer es una buena madre, que cree que está haciendo lo mejor por su bebé. Mientras leía, también me preguntaba si podemos los profesionales que trabajamos con familias o colectivos vulnerables hacer algo en este sentido. Pero recordé con tristeza un curso de problemas de alimentación al que acudí hace poco en un gran hospital y muy especialmente a una famosa ponente que dijo (entre otras muchas perlas) que la lactancia materna sólo debía mantenerse hasta la salida de los dientes, que el método canguro no respetaba a  los niños y que desaconsejaba el colecho porque suponía tener al niño en la cama hasta los 18 años, y la verdad es que casi es preferible que nos estemos calladitos. Lo más desolador, fue que la mayor parte de las cabecitas asistentes asentían complacidas ante aquellas afirmaciones sin ningún fundamente científico. Sólo al final de la tarde, una mujer que observaba desde mi sitio removerse incómoda desde hacía mucho rato, intervino para hacer puntualizaciones importantes, sobre todo en lo que a lactancia materna se refería (con aportaciones básicas como que lo que ellos llamaban lactancia prolongada no era aquélla que se mantenía más allá de los 6 meses sino con más de dos años, o que ella como pediatra, jamás había tenido ningún problema en introducir la alimentación complementaria junto a la LM a demanda) y también para decir que consideraba fundamental que los profesionales no nos metiésemos en temas que correspondían única y exclusivamente a la crianza. Al finalizar el encuentro, me acerqué para felicitarla por su intervención. Intercambiamos mails, indignación por todos los disparates que habíamos escuchado a lo largo de la jornada y también fe en que las cosas cambiarán, aunque quizá no a la velocidad que nos gustaría. También me dijo, días después, que de quien realmente había aprendido que estaba equivocada en muchos de sus pensamientos, era de las propias madres. Quizá ahí esté una de las claves, en escuchar a las madres mucho más de lo que lo hacemos, muy especialmente a la más importante y sabia de todas, a la Madre Naturaleza. ¿Qué pensáis?...





lunes, 3 de septiembre de 2012

Bienvenido...

Adelante. Sin miedo. Cógete de mi mano si quieres. Mira, voy a enseñarte tu Centro. Pasa por aquí. En esta primera sala encontrarás a la secre. Debes ganártela desde el primer momento porque es la guardiana de los sellos de colores, aunque con un abrazo contundente la tendrás más que conquistada. Un poco más adelante tenemos la sala de L., B., y E., nuestras psicólogas. Seguramente te suenen de aquella vez en la que viniste a hacer la evaluación inicial global con tus papás. Sí, ése es Mickey, cada sala tiene un personaje de dibujos, ¿a que mola?. Aquí está la sala de Terapia Ocupacional. Inicialmente, era la sala Piolín, pero alguien se ha encargado de pocoyizarla. ¿Te gusta Pocoyó?. A mí me encanta. En TO estamos S., P., y R.. Trabajaremos porque seas lo más independiente posible en todas las Actividades de la Vida Diaria y también asesoraremos a tus papás sobre productos de apoyo y adaptación del entorno. Además, también nos encargamos de eso que llaman estimulación. Yo les digo a los papás, que es ofrecer oportunidades de aprendizaje en un entorno organizado y en un contexto de juego para que el cerebro tenga experiencias enriquecedoras. Esto a veces lo hacen las psicólogas cuando hay que abordar aspectos más socioemocionales, relacionales, o socio-afectivos. Bueno, da igual. Que te lo vas a pasar genial, créeme. Enfrente tenemos a dos buenas amigas, E. y E. Son las logos, que trabajan los problemas de comunicación, lenguaje y habla. También intervienen con las psicólogas o terapeutas en las dificultades de alimentación, entre otras muchas cosas. Son adorables. Y justo delante está otra logopeda, E. Sí, todos los nombres de nuestras logopedas empiezan por E., empieza a parecer marca de la casa, jejeje. Pero esta E. es muy especial, porque además de una maravillosa logopeda es...¡¡cuentacuentos!! y te transportará a mágicos mundos a través de su voz y sus historias. A su lado, está la sala de M. nuestra trabajadora social, ¿a que es muy achuchable?. Su trabajo son las familias y muy probablemente es con la primera persona que hablaron tus papás cuando les derivaron aquí. Tiene una sensibilidad especial. Pero espera, que aún no hemos acabado. ¿Estás cansadín?, ¿no?, pues entonces seguimos. ¿Ves esta sala tan grande llena de pelotas, aros, triciclos y juguetes divertidos?. Es la sala de Fisioterapia y Psicomotricidad. Aquí suelen estar P. y M., nuestras fisios especialistas en Vojta. Encantadoras, ¿verdad? pues cuando veas lo bien que trabajan por mejorar el control de la postura y el movimiento, más te lo van a parecer. Algunas tardes también encontrarás a alguna psicóloga haciendo grupo de Habilidades Sociales, o a terapeutas ocupacionales jugando en Psicomotricidad. Es una sala en la que te lo vas a pasar pipa de verdad. Ahora siguen dos salas de otra especialidad: la Fisioterapia Respiratoria, con nuestras flamantes C. y A. Si algún moquete rebelde se te resiste, no dudes en acudir a ellas. Te ayudarán a respirar adecuadamente y mejorarán increíblemente tu calidad de vida. ¿Qué te parece?, ¿te gusta?...No temas, te prometo que estás en buenas manos, ya lo verás...





sábado, 1 de septiembre de 2012

Toc, toc...

No he dejado de pensaros.
Cada atardecer, os he dedicado la mejor de mis sonrisas.
Se acabó lo bueno. Empieza lo mejor:
El reencuentro...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...