miércoles, 24 de abril de 2013

STOP citomegalovirus

Entre cursos, informes y coordinaciones escolares, rescato un hueco para hablaros de un bichejo realmente feo que protagonizó las II Jornadas para familiares y profesionales sanitarios sobre citomegalovirus congénito (CMVc) el pasado fin de semana en el Hospital Doce de Octubre de Madrid.
Con este virus convivimos niños y adultos a lo largo de nuestra vida sin demasiada relevancia. La preocupación puede llegar (al igual que ocurre con el parásito de la toxoplasmosis) cuando se contagia una mujer embarazada, porque podría comprometer el desarrollo del feto. Aunque en la mayor parte de los casos (90 por ciento aproximadamente), los niños que nazcan no van a tener ningún tipo de patología, una minoría sí muestra secuelas (sordera, parálisis cerebral, alteraciones visuales, convulsiones...) y otra puede permanecer asintomática en un primer momento, pero presentar manifestaciones clínicas más tarde.
¿Por qué es importante dar a conocer este virus?. Una mamá que acudió a las jornadas contó que cuando dio a luz y los medicos dijeron que su hija tenía problemas graves a consecuencia del citomegalovirus, la matrona le comentó que no se preocupara, "que eso se pasaba". Es decir, que incluso entre el personal sanitario hay un gran desconocimiento sobre ello.
Como la vacuna está todavía en proceso de investigación, lo más importante es evitar el contagio durante el embarazo. La principal causa de infección es el contacto con los fluidos corporales (como por ejemplo la saliva), de ahí que sea más habitual el contagio entre mamás que tienen algún hijo que va a la escuela infantil o personal que trabaja con niños pequeños. Por eso es muy importante lavarse las manos frecuentemente, no compartir utensilios con los niños (como por ejemplo la cuchara o los pañuelos) y evitar besarlos en la boca. Una vez que nace el bebé, el riesgo de contagio a través de la leche materna es muy pequeño y las ventajas que ésta presenta son lo suficientemente importantes como para no justificar la retirada de la misma.
En la web STOP citomegalovirus, creada por los papás de Paula, podréis encontrar valiosa información que incluye los primeros pasos que hay que dar si se confirma la infección durante el embarazo. También existe la iniciativa Run4Smiles de un papá extraordinario que recauda fondos a través del deporte para ayudar a su hija Eugenia y a muchos otros niños que lo necesiten.
Y vosotros, ¿habíais oído hablar alguna vez de este virus que trae de cabeza a infectólogos de medio mundo?...

Fuente


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...